FT-CI

La situación en Marruecos y el proceso abierto en el mundo árabe

Entrevista a Faouzi Hliba, militante marroquí del movimiento de inmigrantes en Terrasa (Barcelona)

27/02/2011

Entrevistamos a Faouzi Hliba, militante marroquí del movimiento de inmigrantes en Terrasa (Barcelona) y miembro del colectivo Terrasa Respon que está participando de las charlas que Clase contra Clase está realizando en solidaridad con la revolución árabe.

Los dos primeros meses del 2011, y en especial durante las últimas semanas, hemos visto cómo se abrían procesos revolucionarios en diferentes países del mundo árabe. Las condiciones de miseria y opresión a las que se condena a los trabajadores y jóvenes de estos países son el detonante de todo esto. ¿En qué medida Marruecos las comparte?

Las condiciones de vida de los trabajadores, la juventud y las capas populares son muy similares a las del resto de pueblos del mundo árabe porque todos estos países han estado sometidos a las políticas neoliberales desde finales de los 70. Se atacaron todos los servicios públicos, privatizaciones, liberalización de la economía... lo que ha traído consigo que muchos trabajadores estén hoy en la calle, que miles de licenciados estén en paro hasta 7 años después de acabar sus estudios y el empobrecimiento general de toda la población. En el último año todo esto se ha agravado con la subida de los precios de los productos básicos.

Además los regímenes de la zona prohíben, también el marroquí, cualquier intento de organización y violan derechos democráticos fundamentales como la huelga, la reunión o la libertad de expresión.

¿Qué tipo de protestas se han venido produciendo contra esta situación?

Con la oleada de subidas de precios en 2007 y 2008 se produjeron algunas revueltas. En Marruecos hemos visto la revuelta del año pasado en Sidiifni o en 2007 en Sefrou. También en Egipto -como las huelgas de Al Mahalla o las huelgas del 2008- y en Túnez, se han dado este tipo de procesos. Al mismo tiempo la corrupción de los aparatos de los regímenes ha ido creciendo y saliendo a la luz, aumentando el enfado de la gente.

¿Qué te parece la visión que el Gobierno español trata de ofrecer de que “Marruecos es diferente”, alegando que es una “Monarquía reformista que avanza hacia la democracia”?

Es falsa. Marruecos no es diferente. La Monarquía alauita es autocrática, y esto está recogido en la misma Constitución donde el Monarca es quien tiene el poder político, religioso y militar. Él es quien nombra al primer ministro y a los ministros de justicia, interior y exterior. La imagen “reformista” de Mohamed VI es mentira. Su padre Hassan II fue un dictador sanginario, que reprimía con fuego real levantamientos y a toda la oposición, fueron años de plomo. Al final de su vida la situación social llevaba al régimen al borde del infarto. En 1995 el FMI recomendó reformas políticas para evitar un estallido social. Como alternativa para evitarlo recomendó incorporar a la oposición moderada al régimen. El Partido Socialista de las Fuerzas Populares -de la misma internacional que el PSOE- aceptó y entró en el Gobierno, volvieron algunos exiliados y salieron presos políticos. Pero en lo fundamental la estructura dictatorial del poder se mantuvo aún con estas reformas superficiales, y por supuesto también con Mohamed VI.

¿Qué fuerzas entonces configuran la oposición al Régimen?

Como he dicho los antes opositores se hicieron monárquicos. Les pasó a los socialdemócratas y también a los islamistas de Justicia y Desarrollo. Estos últimos además sellaron un pacto con la Monarquía para atacar y asesinar a militantes de la izquierda en la universidad. La “nueva izquierda” de los 70 fue liquidada por Hassan II, y una parte de sus herederos avanzan hoy a integrarse en el Régimen, como el nuevo partido Izquierda Unida. Otros islamistas más radicales como los de Justicia y Caridad están menos integrados pero se presentan igualmente respetuosos con el Monarca. Solamente algunos grupos de la izquierda radical están recuperando la idea de que es necesario liquidar a la Monarquía, como la corriente estudiantil “basista” u otros grupos como los “estudiantes revolucionarios”, trotskistas.

¿Qué opinión te merece la postura del Gobierno español ante estos regímenes y en particular ante la Monarquía alauí?

La UE y el Gobierno español trabajan por mantener estos regímenes a cambio de que éstos mantengan a salvo sus intereses. En el caso español es claro que se apoya a la autocracia alauí a cambio de defender sus acuerdos de pesca, inmigración, mantener los enclaves de Ceuta y Melilla... Esto demuestra cuál es la verdadera naturaleza de la “democracia” de los países imperialistas. Miraron para otro lado cuando se atacó el campamento saharaui o por ejemplo el Colegio de Abogados de Barcelona se negó el año pasado a apoyar una campaña que impulsamos en favor de un preso político torturado.

¿Cómo han impactado los procesos abiertos en Túnez, Egipto, Libia...?

Es un proceso que se va a extender a toda la zona. En Marruecos hay un apoyo popular a esta primavera árabe, pero los partidos que dirigen la oposición están tratando de evitar que se extienda. También el Estado, promoviendo algunas reformas como anunciar el contrato de 200.000 licenciados.

Sin embargo no pudieron evitar las manifestaciones del 20 de febrero. Esta convocatoria salió de grupos de jóvenes de izquierda radical y sectores de la juventud de los islamistas de Justicia y Caridad, lo movieron por facebook. Sin embargo los partidos que no atacan la Monarquía se sumaron a la movilización para darle un contenido a favor de una Monarquía Constitucional, le quitaron el contenido anti-régimen. Esto creo que explica que la participación en las manifestaciones fuera menor de lo esperado. De hecho después de las protestas dirigidas por estos sectores monárquicos mucha gente del pueblo volvió a salir por la tarde llevando adelante acciones mucho más radicales, como la quema de comisarías, bancos, enfrentándose a la policía... los símbolos que representan la opresión que se sufre. Estas acciones han contado con la condena de los socialdemócratas y los islamistas de Justicia y Desarrollo.

¿Cuál es tu opinión del estado en que se encuentran los procesos en curso en otros países? y ¿Cómo crees que va a afectar a Marruecos?

Creo que todos los procesos han sido impulsados espontáneamente por el pueblo pero después se han sufrido algunos desvíos importantes. Son experiencias de las que hay que sacar lecciones. Por ejemplo en Túnez se aprende que si el pueblo no tiene las riendas, al final sectores del mismo Régimen acaba manipulando la revolución. Ghannouchi y la burocracia sindical de la UGTT desviaron, pero ahora la gente está nuevamente saliendo a la calle. En Egipto se hicieron muchas ilusiones sobre el papel del Ejército. Este no es neutro, estuvo con Mubarak y ahora sus generales son los que están dirigiendo el país. Son frenos al proceso que siguen siendo un peligro. En Libia el proceso es más profundo. La reacción tan violenta del Gadafi no se la esperaban, y lo que ha provocado es que el odio al Régimen se extendiera a todo el país y se radicalizara, hay que ver cómo evoluciona.

Las masas no parten de una teoría, ellas parten de su propia práctica, acumulan experiencia y gracias a ello se llega a una determinada conciencia. Es un proceso que va a servir para tomar lecciones de que el pueblo y la clase trabajadora tienen que tomar el poder, es la única alternativa válida. La dinámica de la revolución debe ser de revolución permanente. Tanto Mubarak como la Junta Militar no ofrecen ninguna salida a los problemas de la gente, y eso vale para todos. Además el proceso se va a seguir extendiendo, y entre nosotros nos preguntamos “¿quién viene después?”. Están Yemen, Bahréin, Argelia... al final también le llegará la hora a Mohamed VI.

¿Cuál es el rol de la clase trabajadora marroquí en estos momentos, y en qué puede contribuir en levantar esa alternativa a la que te has referido?

Históricamente la clase trabajadora en nuestros países ha jugado un papel muy importante, no solo en la lucha por mejorar las condiciones de vida de los trabajadores sus condiciones de vida, sino también llevando adelante luchas de contenido político. Esto fue así sobre todo en los 70, los sindicatos tenían un historial de luchadores muy importante. Sin embargo estas estructuras se han burocratizado poniéndose en contra de la clase obrera. Al igual que el Monarca, con décadas en el poder, los dirigentes sindicales llevan en su puesto larguísimos periodos. En Marruecos al Secretario General de la Unión Marroquí de Trabajadores -el principal sindicato- se le conoce como el “segundo rey”, por su poder y por su adhesión a Mohamed VI. Hoy pues la clase trabajadora está luchando contra los planes neoliberales, por sindicatos independientes, por la libertad sindical, contra la burocracia sindical... peleas económicas, pero también políticas, que le han de servir para encabezar la lucha de toda la nación contra la Monarquía y la dominación imperialista.

Todos los regímenes, como la Monarquía alauí, se mantienen gracias al apoyo del imperialismo. Vivimos lo que nosotros llamamos una “nueva colonización”, que se expresa en las políticas de expolio impuesta por las grandes potencias, el BM, el FMI... y que desarrolla Mohamed VI. Para resolver los problemas del pueblo y la opresión política hay que acabar con esta situación. Por tanto no basta con terminar con la figura del Dictador. Hasta el momento hemos visto cómo los pueblos tenemos la capacidad de golpear al imperialismo, la crisis de estos regímenes es un golpe a los países imperialistas muy fuerte. Pero el proceso debe profundizarse y radicalizarse, y ahí está la tarea de los trabajadores de dotarlo de un programa verdaderamente revolucionario que apunte a la conquista del poder.

Visite el sitio de Clase contra Clase del Estado español

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)