FT-CI

ELECCIONES MUNICIPALES EN ECUADOR

La Derecha se impuso en las principales ciudades del país

01/03/2014

La Derecha se impuso en las principales ciudades del país

Un golpe político para Correa…

Este domingo se llevaron a cabo las elecciones municipales, de prefecturas y cantonales en Ecuador. Es la primera vez que en el proceso de 10 elecciones consecutivas, el movimiento oficialista Alianza País sufre un duro revés, al perder en las tres principales ciudades: Quito, Guayaquil y Cuenca, consagrándose la victoria del neoliberal Mauricio Rodas, del movimiento SUMA, en la capital nacional. En Guayaquil, Jaime Nebot, del Partido Social Cristiano, se impuso holgadamente frente a la candidata oficialista Viviana Bonilla, logrando nuevamente mantener la alcaldía de la ciudad como bastión del socialcritianismo opositor a Correa. Mientras que en Cuenca, salió victorioso Marcelo Cabrera por “Igualdad”, un movimiento que guarda afinidades con el presidente, a pesar de haber ganado como contrincante a la figura elegida por el oficialismo para esa ciudad.

Respecto de las últimas elecciones locales, el gobierno está viviendo un importante retroceso, al ganar solamente 2 de las 24 alcaldías provinciales, cuando en 2009 había alcanzado 10, y perder el apoyo en las ciudades más numerosas del país tanto en la región costa como en la sierra, aún cuando mantuvo su peso relativo en las prefecturas. Es el derechista movimiento SUMA el que consolidó un buen desempeño electoral, al igual que AVANZA, partido compuesto por ex funcionarios del propio gobierno, que adoptan un perfil más puramente socialdemócrata.

Las señales de una posible pérdida en la ciudad capitalina, importante centro de poder para el oficialismo, llegaron unas semanas antes, obligando al propio Correa a volcarse personalmente a hacer campaña por Augusto Barrera y evitar perder la alcaldía, pero ni siquiera esto fue suficiente. Durante el discurso de aceptación de la derrota electoral, Correa señaló como problemas para su movimiento el exceso de confianza en el triunfo permanente e identificó además un supuesto “sectarismo” en el que habrían incurrido a la hora de formar alianzas políticas con otras fuerzas; si bien entendemos que en estas declaraciones se referían por sobre todo a grupos políticos afines, como el socialdemócrata “AVANZA”, amigo del PSOE Español y el PT brasilero, resulta paradójico escuchar a Correa hablar de “sectarismo” y apuntar - con razón - al pasado socialcristiano de Mauricio Rodas (ex vicepresidente de las juventudes socialcristianas) cuando algunos de sus más importantes funcionarios vienen esa misma y rancia tradición, como es el caso del Secretario Jurídico Alexis Mera, quien fuera el hombre de confianza de Febres Cordero.

SUMA, el reciclaje neoliberal con nuevo rostro

Mauricio Rodas, inició efectivamente su vida política como dirigente juvenil socialcristiano, partido que llevó a la presidencia a Febres Cordero quién dirigió una de las etapas más oscuras de persecución, tortura y desaparición de militantes de izquierda, trabajadores y activistas sociales en el país. Rodas, un neoliberal a ultranza, es fundador y representante de la organización Ethos, que cuenta con el pesado financiamiento de organizaciones como la USAID, El Foro Económico Mundial y la NED, a su vez, simpatiza y recibe asesoría de homólogos ideológicos internacionales como Álvaro Uribe Vélez, Enrique Capriles y J.J. Rendón.

Sin embargo, en su campaña política para la alcaldía de Quito, Rodas, no pudo mostrar su perfil más abiertamente de derecha y neoliberal, en un contexto social donde esas formulaciones generarían un profundo rechazo, y donde todavía el discurso de la “revolución ciudadana” explota una mística demagógica de “transformación y cambio” respecto de la vieja “partidocracia”. Rodas se presenta como una figura joven, con un discurso técnico y administrativo, con propuestas dirigidas sobretodo a sectores de clase media en ascenso, pero tomando también problemas estructurales más sentidos por el conjunto de la población como el tema del transporte y la movilidad urbana.

Desde ya, siendo un firme representante de la derecha nacional, uno de los ejes de su propuesta fue el tema de la inseguridad, donde se despacha prometiendo tecnología de punta para los sistemas de vigilancia, aumentar las unidades de policía por barrios y la creación de una fuerza represiva especializada para el municipio metropolitano. Lamentablemente en Ecuador, no solo la derecha se embandera del discurso contra la inseguridad y la necesidad de fortalecer a la policía - que sabemos siempre está al servicio de la represión y vinculada con las redes de trata, narcotráfico y el crimen organizado - ; sino también sectores que se reivindican de la izquierda como el MPD, no perdieron oportunidad para clamar nuevamente en esta campaña por “más seguridad para Quito”.

Un voto castigo…

Augusto Barrera, en un principio se limitó a defender su gestión administrativa, confiado en que el sello de Alianza País, sería suficiente para protegerse contra los cuestionamientos por su falta de respuesta frente al problema del transporte y el cobro excesivo de impuestos. Sin embargo, cuando el oficialismo sintió el descenso, tuvo que invertir todo su aparato político y mediático, y volcar al propio Correa en persona para hacer campaña. Frente al peligro de perder uno de los centros políticos más importantes del país, donde como reconoce Correa se juega parte de la estabilidad y gobernabilidad de su modelo; el presidente termina apelando al voto por Barrera en Quito por ser esta ciudad “el corazón de la revolución”, donde se juega su “proyecto de izquierda”; es decir frente al perfil neoliberal de derecha que Rodas no pudo explotar, el oficialismo revivió la demagogia de “proyecto revolucionario”. Sin embargo, esta apuesta de último minuto terminó jugando en contra para Alianza País, pues la figura omnipotente de Correa y el uso absoluto que hace de los medios y el aparato electoral a su favor viene generando un rechazo más generalizado en la población, este voto “en contra” expresa parte de ese desgaste.

El recurso que interpuso el oficialismo de “enfrentemos a la derecha”, no resulta suficiente para un gobierno claramente reformista, que surgió como forma de desvío y mediador de la lucha de clases, en medio de una década de levantamientos y crisis profundas, caracterizadas por el cuestionamiento al régimen neoliberal, a los partidos burgueses y las instituciones del Estado. Desde un inicio, Correa y Alianza País tuvieron que dar algunas concesiones parciales para evitar nuevos estallidos y recomponer el régimen. Sin embargo, ni aún en el período en el que el oficialismo hizo mayor propaganda de su supuesto “progresismo” dejó nunca de garantizar los negocios de los capitalistas, ni resolvió ningún problema estructural de la sociedad ecuatoriana, no retrocedió ni un ápice de una economía dolarizada, y los supuestos roces con el imperialismo, no pasaron de ser maniobras para reacomodarse.

Después de 7 año el gobierno no solo no avanzó sobre ninguno de estos temas, sino que viene girando cada vez más a derecha e intentando avanzar en consolidar su proyecto de mayor modernización del capitalismo, con un relativo fortalecimiento estatal y la creación de una burocracia propia; para lo cual necesita disciplinar a la organización política que está por fuera del control del Estado y de su movimiento, sobretodo se trata de disciplinar a la clase trabajadora para asegurar a los empresarios vía libre para sus negocios con la menor cantidad de conflictos posible. Por esta razón en el último tiempo se viene expresando de forma más contundente el giro antiobrero de Correa (despidos masivos a trabajadores del sector público, recortes de beneficios como trasporte y alimentación, sistema de vigilancia en los lugares de trabajo, ataques a los docentes y a los trabajadores de la salud, criminalización de la protesta), combinado con ataques contra las organizaciones indígenas y estudiantiles, la vía libre a la explotación del Yasuní, y las escandalosas posiciones de Correa respecto de los derechos de las mujeres, ridiculizando la lucha por la igualdad de género y tirándose en contra del derecho al aborto aún en casos de violación.

Esta clara avanzada contra los trabajadores, estudiantes, mujeres y organizaciones indígenas, tiene que ver con la necesidad de ofrecer un país “estable” para el empresariado local y la inversión externa; el gobierno toma nota del descontento que se empieza a expresar por abajo. Así el pasado 27 de enero cerca de 5 mil médicos y trabajadores de la salud se movilizaron en rechazo a un artículo del Nuevo Código Penal que caracteriza de forma ambigua la “mala práctica médica”, como toda acción que provoque daño o muerte por “acciones innecesarias, peligrosas e ilegítimas". En caso de que la justicia así lo interprete, los médicos y trabajadores de la salud pueden ser sancionados con 3 a 5 años de prisión. Los médicos, personal de la salud y estudiantes de medicina movilizados, cuestionan que se considere la denominada mala práctica - que en muchísimos casos tiene que ver con la falta de insumos y de las pésimas condiciones en que se encuentra el sistema de salud, que sufren tanto los trabajadores como los usuarios -, como un delito penal, tipificado junto con los homicidios, feminicidios y la trata de personas.

Las movilizaciones de los trabajadores de la salud, se suman al que emprendieron en su momento docentes y estudiantes frente a la nueva ley de Educación, y al que vienen adhiriendo otros gremios en respuesta a distintos ataques. En 2013 la mayor cantidad de conflictos sociales, se produjo justamente en relación al entorno laboral, con un notable aumento en el caso de los trabajadores públicos respecto de años pasados (44 conflictos fueron protagonizados por trabajadores del sector público, del total de 182 conflictos sociales registrados entre 2012 y 2013) [1]

En este contexto, no se puede interpretar los resultados electorales, mecánicamente como un giro de la situación a derecha. Si bien este revés para el gobierno de Correa se inscribe de forma más general en el proceso de desgaste que vienen mostrando los modelos latinoamericanos denominados “posneoliberales”; a diferencia de Venezuela, no existen por el momento movilizaciones masivas con programas reaccionarios como los que levantan sectores del movimiento estudiantil venezolano, ni tampoco la “partidocracia” tradicional ecuatoriana ha logrado reconsolidarse como proyecto político, sino que intenta reciclarse a través de jóvenes figuras a las que debe mostrar más “lavadas” de contenido.

En este sentido, el voto opositor resulta más bien contradictorio, pues objetivamente lo capitalizan representantes de la derecha neoliberal, pero sin embargo no logran consolidar un apoyo ideológico a su proyecto, sino más bien cosechar el resultado de un “voto castigo” de importantes franjas de la población que rechazan el carácter unipersonal del modelo de Alianza País, el autoritarismo y el control excesivo sobre los recursos y medios para hacer permanente campaña. Esto no significa que en perspectiva, la derecha no tenga posibilidad de ir acumulando la capitalización del desgaste de Correa, y termine recomponiéndose como proyecto.

Por una organización independiente de los trabajadores y el pueblo pobre para enfrentar a la derecha neoliberal de SUMA, el PSC y a la falsa “revolución” de Correa y sus ataques antiobreros.

Es claro que ninguno de estos proyectos representa los verdaderos intereses de los trabajadores ni de los sectores más empobrecidos de la sociedad ecuatoriana, mientras la derecha reciclada de SUMA y proyectos afines representan a la burguesía banquera, y directamente a los intereses transnacionales e imperialistas en la región, Correa busca la emergencia de nuevos sectores empresarios locales, sin dejar de otorgar a su vez, réditos a las multinacionales y grandes capitales Europeos, Estadounidenses y Chinos.

Ambos modelos buscan imponerse sobre la base de ataques contra la clase trabajadora y sectores populares, el constante giro a derecha del gobierno nacional durante estos 7 años de “revolución ciudadana” muestra claramente que no ha constituido la tan pregonada alternativa de trasformación frente a los más rancios modelos impulsados por el reaccionario partido socialcristiano, los empresarios multimillonarios como los Noboa, o los responsables del feriado bancario como el ex candidato a la presidencia Guillermo Lasso, solo la organización de los trabajadores independiente de todo el conjunto de los partidos políticos patronales, puede luchar por arrancar e imponer todas sus conquistas.

Para evitar que la derecha del país empiece a capitalizar el desgaste de Correa es necesario emprender la lucha por la independencia de clase y política de la clase obrera. Son los trabajadores [2] , quienes mueven los hilos de funcionamiento de la economía ecuatoriana, cumpliendo un lugar estratégico en la producción y en el corazón mismo del sistema capitalista, por lo tanto es la clase trabajadora la única que con la movilización obrera y popular y desde la organización independiente de cualquier bando burgués o proburgués, para dar respuesta a los problemas de fondo de la realidad del país y pelear hasta el final por la transformación revolucionaria de la sociedad.

  • NOTAS
    ADICIONALES
  • [2Muchas corrientes de la izquierda del propio campo marxista, han terminado por considerar a la clase trabajadora como una más dentro del amplio espectro de los denominados movimientos sociales, diluyendo así su perspectiva estratégica como única clase capaz atacar el núcleo central del capital y dar una verdadera salida al conjunto de las necesidades de los sectores populares, argumentando que en países como Ecuador el peso obrero es sumamente débil, sin embargo, las estadísticas con relación a la cantidad de trabajadores empleados actualmente, bajo contrato o por prestación de servicios, reflejan la existencia de una clase trabajadora ecuatoriana, industrial y de servicios importante, muchas veces negada en la intervención de la propia izquierda, así por ejemplo, actualmente hay 607 mil trabajadores de la industria manufacturera, 235.00 trabajadores de la industria forestal, 26 mil trabajadores de la industria automotriz, 25 mil textiles, etc., sin hablar de los trabajadores petroleros y el área de servicios, docentes y trabajadores de la salud)

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • EDITORIAL

    PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • EDITORIAL

    LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)