FT-CI

OFENSIVA ISRAElà CONTRA LA FRANJA DE GAZA

¿Un conflicto eterno?

18/07/2014

¿Un conflicto eterno?

El conflicto entre israelíes y palestinos parece estar condenado a la eternidad. La conclusión se desprende de la experiencia de numerosos intentos de negociación, fracasados en el lapso de 66 años de existencia del Estado de Israel. Al respecto, el periodista Marcelo Cantelmi señaló que los acuerdos de paz de Oslo en 1993, que promovían la solución de dos estados, fueron el intento de negociación más audaz que abrió “verdaderas esperanzas”, las que no prosperaron porque en 1996 el partido laborista encabezado por Shimon Peres perdió las elecciones ante el Likud de Benjamín Netanyahu. “De permanecer Peres en el cargo, los acuerdos de Oslo hubieran continuado” (Clarín, 12/07). El enunciado de Cantelmi es equivocado. Poco antes de esos comicios, Peres ordenó la operación Uvas de Ira, una ofensiva de 16 días contra Hezbollah con cientos de bombardeos sobre Líbano, desenmascarando su presunta vocación pacifista. En realidad, los acuerdos de paz de Oslo fueron un fraude en desmedro de los intereses del pueblo palestino que solo se proponían descomprimir los vientos levantiscos de la primera Intifada (1987-1993), una profunda rebelión de masas que hizo crujir la ocupación sionista.

Firmados por Bill Clinton, Itzjak Rabin y Yasser Arafat, los acuerdos de Oslo crearon la actual Autoridad Nacional Palestina (ANP), en ese entonces un gobierno con jurisdicción sobre un tercio de los territorios palestinos que estaban bajo administración militar israelí. Bajo la artimaña de extender progresivamente el gobierno de la ANP, el acuerdo mantuvo la indefinición de las principales demandas palestinas: el derecho de retorno, el establecimiento de la ciudad capital en Jerusalén oriental y las fronteras del Estado de Israel, una capitulación histórica como bien denunció el extinto y celebre intelectual palestino Edward Said.

Obviamente, esa indefinición no era casual. Desde la extrema derecha hasta la izquierda sionista jamás admitieron el derecho de retorno de los 8 millones de palestinos que residen en la diáspora, predominantemente en campos de refugiados de otros países árabes, tras su expulsión en mayo de 1948 durante la Nakba. El flujo de esa masa atentaría contra el equilibrio demográfico sobre el que se funda el Estado sionista apoyado sobre una mayoría judía que consagra la opresión nacional sobre la minoría palestina, a partir de un ejército de ocupación. Del mismo modo, el reclamo por la ciudad capital hacía abstracción de la resolución del ex premier Menajem Beguin quien en 1980 designó a Jerusalén “capital única e indivisa del Estado judío”, extendiendo las colonias sobre la zona oriental árabe, que ya habían comenzado a tomar impulso tras la Guerra de los Seis Días de 1967 mediante la ocupación del Ejército. El Estado de Israel es el único estado del mundo que no posee fronteras delimitadas pues dada su naturaleza colonialista está en permanentemente expansión.

El asesinato de Rabin en 1995 a manos de un colono barrió la hojarasca de esos acuerdos, abriendo paso a la derechización política del régimen israelí, diezmando a los viejos movimientos pacifistas liberales, vinculados a la izquierda sionista.

Así, con el espaldarazo de EE.UU. y la ONU, estos acuerdos sirvieron de cobertura para corromper a Fatah y la OLP como agentes de la ocupación (cooptados por los aportes financieros de EE.UU.) y extender la colonización judía de Palestina al 82% de su territorio histórico. Sin unidad territorial, hoy Gaza y Cisjordania son dos porciones de tierra completamente desarticuladas. Desde 2007 el Estado de Israel bloquea Gaza por aire, mar y tierra, con la colaboración del gobierno de Egipto que regula a conveniencia el paso de Rafah, mientras más del 60 % de la población depende de la asistencia humanitaria. Ocupada por 500 mil colonos judíos armados hasta los dientes sobre la mitad de su superficie, Cisjordania está atravesada por el Muro del Apartheid de 700 km. más cientos de checkpoints del Ejército israelí que estrangulan las aldeas palestinas en un archipiélago de bantustanes inconexos.

Históricamente, el Estado de Israel jamás se propuso contemplar las demandas del pueblo palestino. En su libro La limpieza étnica en Palestina, el historiador israelí Ilan Pappe describe que ya en 1935 (13 años antes de la Nakba) el estratega sionista David Ben Gurión sostenía que sólo podría permanecer una pequeña minoría de palestinos para asegurar el desarrollo de un Estado judío, y el resto debía ser “transferido” a otros países árabes. Evidentemente, la vigencia de ese Estado racista y colonialista es el verdadero obstáculo que conspira contra las legítimas aspiraciones de paz entre árabes y judíos y el pleno derecho a la autodeterminación nacional del pueblo palestino en todo su territorio histórico.

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • EDITORIAL

    PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • EDITORIAL

    LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)