FT-CI

Brasil

Gobierno Dilma: la estabilidad política de un castillo de naipes

25/02/2015

Gobierno Dilma: la estabilidad política de un castillo de naipes

Si fuésemos parte del público en la puesta en escena de los comienzos del nuevo gobierno Dilma, estaríamos frente a un escenario devastador.
La combinación de elementos dinámicos nos llevaría a ver una crisis ya el comienzo del nuevo gobierno: la economía camina hacia una recesión, el nuevo ministro anuncia ajustes contra los derechos laborales, las automotrices anuncian despidos – con huelgas amplias – es elegido un desapegado de Dilma como presidente de la cámara de diputados, los escándalos de corrupción de la operación “lavado a chorro” se profundizan y la popularidad de la presidenta cae a los niveles de la época de las movilizaciones de junio de 2013. Es en ese contexto que, entre chismes e intrigas, gana el vocabulario de las masas la palabra “impeachment” (destitución).

Este era el escenario al principio, pero la obra siguió. El hecho es que si mirásemos una fotografía del cuadro político actual, da la impresión de una coyuntura relativamente más amena. Parecen haberse desarrollado elementos de equilibrio en el gobierno, un pequeño aliento.

El hecho es que en estas semanas, el gobierno Dilma con la ayuda de Lula viene moviendo palitos para reconstituir elementos de estabilidad política. En cuanto a la economía, ha combinado un discurso firme de Joaquin Levy en defensa de los ajustes, pero negociando con las grandes centrales una posibilidad de sutil concesión, modificando una de las medidas referente al seguro desempleo, reduciendo el plazo para el beneficio, aún el marco de un gran ataque. En cuanto al régimen político, Dilma y Lula se han reunido sistemáticamente con el PMDB, incluyendo al díscolo Eduardo Cunha, para hacer los negocios políticos del agrado de la base aliada.

Como coronación del cambio de estrategia, Dilma se ha acercado al público. Ha discutido en la prensa los ajustes, ha hecho marketing presidencial en las obras y gestiones del gobierno y principalmente ha atacado a la oposición en la cuestión de la corrupción. Una y varias veces Dilma ha intentado involucrar al gobierno de Fernando Henrique Cardoso en los escándalos de Petrobrás, diciendo que desde aquel entonces ya existía corrupción, pero que ahora se está investigando más.

Parece que el gobierno viene teniendo cierto éxito: ahogó un poco el “debate impeachment” y ha intentado incluso aventurarse contra la oposición (PSDB). Las dudas que quedan son dos: ¿cuál es el precio político y cuál es la durabilidad de este equilibrio?

Sin duda si pudiésemos hablar de equilibrio, tendríamos que acrescentar el complemento “inestable”, y debemos notar que estamos en el plano de la coyuntura inmediata y no de la situación general que continua turbulenta. La recesión sigue caminando, los ajustes siguen afectando a los trabajadores, los escándalos de corrupción están ahí y la popularidad de Dilma sigue baja.

Pero lo fundamental aquí es otra cuestión: el costo político, si es que podemos hablar en esos términos, de ese equilibrio inestable, es la más intragable política de alianza con sectores reaccionarios del régimen político brasilero. El emblemático acuerdo con Eduardo Cunha – que llegó a un acuerdo sobre la cuestión de los ajustes y de la corrupción de ser menos torpe – ha abierto una avenida para que ese político ataque cualquier derecho democrático, sea de las mujeres, como en la cuestión del aborto, o de la comunidad LGBT, llegando a acelerar proyectos como el estatuto de la familia, que preve la adopción de niños solo por heterosexuales, únicos que podrían ser considerados familia.

Así, el gobierno Dilma se parece al endeudado que contrae nuevo préstamos para pagar sus deudas. No está más que cavando nuevas contradicciones y astillando cualquier elemento progresista en el gobierno. La oposición ya no habla de impeachment, pero como parte de un acuerdo espurio, consciente, como parte de los intereses de todos los partidos dominantes, que no es ventajoso generar una mayor inestabilidad, menos en un país con una enorme crisis de representatividad. Con un PT atacando a los trabajadores y haciendo concesiones a sectores reaccionarios en los derechos democráticos, podríamos incluso decir que queda poco espacio para la oposición.

Podemos notar que la actual estabilidad es como un castillo de naipes, que hizo que la oposición deje de soplar, pero mantuvo la ventana de vientos de las luchas obreras abierta: el PT puede hacer acuerdos detestables con partidos como el PMDB y con burocracias sindicales, pero frente a su crisis histórica, ya no será tan facil controlar al movimiento obrero, que ya protagoniza en el comienzo del año, huelgas como la Volkswagen y General Motors en la industria, hace una huelga histórica de profesores en Paraná contra los ajuste del gobierno, y otros movimientos como la reciente huelga de camioneros.

Este es el mayor foco de inestabilidad y la mayor traba para que un gobierno petista en crisis se vuelva “estable”.

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • EDITORIAL

    PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • EDITORIAL

    LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)