FT-CI

Tras la caída del gobierno.

¿A dónde va Ucrania?

27/02/2014

¿A dónde va Ucrania?

Después de semanas de violentos enfrentamientos, que dejaron un saldo de casi 100 muertos, entre ellos varios policías, el 23 de febrero el parlamento ucraniano destituyó al presidente Víctor Yanukovich, nombró a Alexandr Tuchinov (del principal partido opositor liberal) como presidente provisorio y llamó a elecciones anticipadas para el 25 de mayo.

El proceso que llevó a la caída del gobierno estalló en noviembre del año pasado, cuando el entonces primer ministro de Ucrania anunció que no firmaría el acuerdo de Asociación con la Unión Europea, un tratado de libre comercio que el mismo gobierno venía negociando desde hacía años. Yanukovich volvió a su alianza tradicional con Rusia, aparentemente por una combinación de presión y ofrecimiento de dinero fresco por parte Moscú y rebajas en el precio del gas para que Ucrania se integrara a la Unión Aduanera Euroasiática, un bloque comercial dominado por Rusia, del que forman parte Bielorrusia y Kazajstán. Este anuncio disparó una oleada de movilizaciones, fundamentalmente de sectores de las clases medias, con un programa pro Unión Europea y una dirección reaccionaria, formada por una alianza entre las fuerzas políticas liberales y los partidos nacionalistas de la extrema derecha, cuyo emblema fue la ocupación durante tres meses de la plaza Maidán (plaza de la Independencia) en la capital, Kiev. Luego de intentar diversas vías para desmontar las manifestaciones, como la votación de leyes que restringían el derecho de movilización, Yanukovich decidió romper el impasse con una violenta represión lo que terminó precipitando su caída.

Si bien las potencias occidentales que mediaron en la crisis habían auspiciado una tregua entre Yanukovich y la oposición, que entre otras cosas preveía que este permaneciera en su cargo hasta diciembre, ante los hechos consumados rápidamente saludaron esta salida y ya están en Ucrania negociando con el nuevo gobierno provisorio las condiciones para eventuales “ayudas” financieras del FMI o la Unión Europea a cambio de futuras “reformas” económicas, es decir, más ajustes. Como lo hicieron hace una década, durante la llamada “revolución naranja” que sustituyó al gobierno pro ruso (también encarnado por Yanukovich) por otro más afín a los intereses imperialistas, Berlín, Washington y Bruselas vieron la oportunidad de operar en la crisis interna para implementar un “cambio de régimen” y, en su pulseada geopolítica, avanzar en atraer a su órbita a países de la ex Unión Soviética, que tradicionalmente estuvieron bajo influencia rusa –ya sea vía acuerdos comerciales o militares, como la integración a la OTAN. Difícilmente Putin se resigne a perder posiciones estratégicas como Ucrania, considerada vital para sus intereses, además de alojar la principal flota rusa en el Mar Negro.

La crisis está lejos de haberse resuelto ya que tiene sus raíces en cuestiones estructurales, como la profunda fractura económica y cultural del país entre el este industrial, ligado a Rusia, y el oeste nacionalista y prooccidental, lo que ya algunos analistas consideran que puede llevar al separatismo, por ejemplo, de la península de Crimea de mayoría rusa.

Más allá del carácter de las movilizaciones, lo que puso de relieve la crisis es que los gobiernos dominados por los oligarcas (los nuevos burgueses que se quedaron con las principales empresas con la restauración capitalista) ya sea pro rusos o pro occidentales, llevaron a la ruina al país. Según datos del Banco Mundial, el PBI per cápita aun está por debajo de su nivel de 1989 y en promedio es un 10% del de la Unión Europea. La situación empeoró con la crisis capitalista que disminuyó la demanda de acero, la principal exportación ucraniana y desde 2009 la economía oscila entre la recesión y la recuperación anémica. Según la Unión Europea, necesitaría como mínimo un préstamo de 35.000 millones de dólares en lo inmediato. El nuevo gobierno será el encargado de hacer que, como en Grecia y España, sean los trabajadores y los sectores populares los que paguen esta “ayuda” con ajustes, devaluación y quitas de subsidios al consumo popular, lo que augura más crisis y convulsiones sociales.

Dos campos reaccionarios

Las movilizaciones de la plaza Maidán, aunque se dirigieron contra un gobierno corrupto, represor y defensor de los intereses de un sector de los oligarcas, por su base social, su programa y las direcciones que se pusieron a la cabeza, no representaban una salida obrera y popular para la crisis ucraniana. Si bien el trasfondo de las manifestaciones es el descontento producto del deterioro de las condiciones de vida, las movilizaciones tuvieron su epicentro en Kiev y el sector occidental del país, mientras que el este, donde está concentrada la clase obrera industrial, prácticamente no participó.

Las ilusiones en la integración a la Unión Europea, a pesar de que la UE viene aplicando brutales planes de ajuste para descargar la crisis sobre los trabajadores, llevaron a levantar un programa coincidente con los partidos de oligarcas proimperialistas, como el partido Patria de Yulia Timoshenko, y la extrema derecha nacionalista anti rusa, los principales referentes de la oposición e interlocutores de Merkel y Obama. Las milicias de la autodefensa de la plaza Maidán estuvieron formadas fundamentalmente por grupos de choque de reconocidos partidos neonazis agrupadas en el llamado Sector de Derecha. Estas direcciones, al servicio de los intereses de la clase dominante, le imprimieron su sello al movimiento.
Por esto, a pesar de que el gobierno ha caído, el resultado lejos de ser una “victoria democrática” para las masas, como dice por ejemplo la Liga Internacional de los Trabajadores (LIT cuyo principal partido es el PSTU de Brasil), es un cambio de una camarilla capitalista por otra.

El gobierno que suba tendrá como tarea aplicar los planes que exigen los representantes de la UE y el FMI, mientras que los oligarcas seguirán haciendo sus negocios. La extrema derecha nacionalista azuza el odio anti ruso al servicio de esta misma política proimperialista. La clase obrera no puede enfrentar estos planes subordinada al campo de Yanukovich y Rusia, que ya demostró que defiende los intereses de quienes se enriquecieron saqueando la propiedad estatal. La única salida progresiva a la crisis es que la clase obrera levante un programa independiente de los dos campos burgueses en disputa, que plantee expropiar a los oligarcas pro occidentales o pro rusos, nacionalizar la banca, expulsar al imperialismo y luchar por un gobierno obrero y popular.

-------------------------------------------------------------------------------------

Claves

Partido de las Regiones: partido del ex presidente Víctor Yanukovich, su principal base electoral está en el este y el sur en el sector ruso parlante.

Patria: partido neoliberal, el más importante de la oposición pro occidental (tiene un 25% del parlamento). Su principal figura es Yulia Timoshenko, que hizo su fortuna quedándose con la compañía de distribución de gas luego de la caída del régimen estalinista. Fue condenada en 2011 por corrupción y liberada el 22 de febrero de 2014.

Alianza Democrática Ucraniana para la Reforma: partido de orientación similar a Patria, dirgido por Vitali Klitschko, famoso por ser un ex campeón de boxeo. Tiene alrededor del 15% del parlamento

Svoboda (Libertad): partido nacionalista de extrema derecha dirigido por Oleg Tiahnibok. Accedió al parlamento en 2012.

Sector de Derecha: red de organizaciones de extrema derecha que protagonizaron los enfrentamientos en la plaza Maidán, son anti rusos pero también están en contra de la UE.

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • EDITORIAL

    PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • EDITORIAL

    LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)