FT-CI

Continúan las marchas y protestas en Egipto

Un nuevo “viernes de ira” en Tahrir

14/07/2011

“Nuestra revolución continúa”, esta fue una de las principales consignas del último “viernes de ira” el 8/7, que convocó cientos de miles de personas en Tahrir para exigir que se aceleren los juicios a Mubarak y sus funcionarios, especialmente los policías acusados por la muerte de casi 1.000 personas durante el levantamiento de enero-febrero de 2011.
Desde hace meses, crece la impaciencia frente al gobierno militar que ha incumplido muchas de sus promesas y, al contrario, ha mantenido en vigencia el estado de emergencia que restringe las libertades democráticas y ha promulgado nuevas leyes y decretos reaccionarios como la ley antihuelgas que prohíbe cualquier acción obrera que obstaculice la economía.
Luego de la masiva movilización del viernes 8/7 y las continuas protestas en Alejandría y Suez contra la policía, el Consejo Supremo debió dar a conocer algunas “concesiones” con respecto a los juicios. Sin embargo, muchas organizaciones denunciaron al mismo momento de los anuncios que solo se trataba de promesas para desactivar las protestas.

El clima de descontento en Suez se ve potenciado además por la larga lucha de los trabajadores de las empresas subsidiarias del Canal de Suez, que exigen iguales condiciones salariales y laborales que sus compañeros empleados en el canal. Durante el fin de semana, el ejército dispersó bloqueos cercanos al Canal disparando tiros al aire y reprimió los piquetes de los trabajadores. La huelga de Suez preocupa no solo al CSFA, ya que representa un cruce estratégico para el petróleo y cualquier interrupción generaría pérdidas millonarias. El canal representa uno de los principales ingresos del país: solo durante mayo de 2011 recaudó 436.600 millones de dólares. Por eso, el gobierno accedió a la intervención del Ejército, una institución que intenta preservar y evita que participe en la represión de protestas. A esta situación se suma el cuestionamiento a la venta de gas a Israel y los recientes ataques al gasoducto que conduce el gas a ese país (el último sucedió el lunes 11/7). A su vez, la lucha del pueblo palestino gana cada vez más simpatía entre la juventud y el pueblo de Egipto y la exigencia del fin de las relaciones con el Estado de Israel tiene creciente eco en las manifestaciones.

La huelga en Suez y la represión del ejército despertó la solidaridad de los jóvenes que acampaban en Tahrir desde el viernes, una unión que simboliza la alianza obrero-popular que motorizó las protestas de enero-febrero y a la vez destaca a los dos sectores que están a la vanguardia en enfrentar al gobierno de transición. Son cada vez más los sectores que critican al gobierno por su dura política represiva contra los activistas y trabajadores en huelga y su lentitud en juzgar a los políticos corruptos y la policía.

Cuestionamiento a la “transición democrática”

El retraso en responder a las expectativas democráticas y sociales, y la represión a los sectores de vanguardia vuelven cuestionar la propia “transición (cada vez menos) democrática” liderada por el Consejo Supremo de las FFAA. La represión a los familiares de las víctimas de la represión ha servido como disparador del descontento que existe entre varios sectores, especialmente jóvenes, estudiantes y trabajadores. El creciente descontento se filtra incluso en organizaciones como los Hermanos Musulmanes, que a pesar de su rol de garante de la estabilidad de la transición y su defensa del orden establecido, y aunque había adelantado que no se sumaría al nuevo “viernes de ira”, tuvo que participar a último momento por la masiva convocatoria.

El martes 12/7 una vez más miles marcharon a Tahrir, cantando consignas contra el Consejo Supremo de las FFAA; hubo sectores que incluso llegaron a corear “Que se vaya Tantawi” (Mohamed Hussein Tantawi, presidente interino). El momento actual muestra dos aspectos contradictorios del proceso revolucionario en curso. Por un lado, deja al descubierto los límites de las jornadas de enero-febrero que no llegaron a desarticular una institución clave del Estado como son las FFAA que, al contrario, se ubicó al frente de la transición “democrática”. Por el otro, las nuevas manifestaciones y la continuidad de las protestas muestran que el proceso, cuyo punto más alto fue la caída de Mubarak, continúa abierto y las demandas que lo motorizaron siguen más vigentes que nunca, generando una gran inestabilidad en el gobierno de “transición”.

Una vez más miles exigen el fin del estado de emergencia, juicio y castigo a los responsables de la represión y el respeto de las libertades básicas como el derecho a huelga, hoy restringido por las leyes antidemocráticas. Así como los trabajadores fueron protagonistas de las jornadas que culminaron en la caída del dictador Mubarak, vuelven a ser quienes, en alianza con la juventud y el pueblo pobre, pueden enfrentar la trampa de la transición democrática, las elecciones y la continuidad del régimen sin Mubarak.

13 de julio de 2011

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)