FT-CI

Italia. Se fue Berlusconi. Asumió Monti

Un gobierno de “técnicos” para salvar a los banqueros y la Confindustria

17/11/2011

Por Claudia Cinatti

Después de haber ocupado el cargo de primer ministro en tres ocasiones durante las últimas dos décadas, Berlusconi tuvo que dejar el poder el pasado 12 de noviembre.

Previo a su renuncia, el senado y la cámara de diputados aprobaron en tiempo récord el paquete de recortes sociales, congelamiento del salario de los empleados públicos y flexibilización del mercado laboral.

Decenas de miles de personas salieron a las calles de Roma a festejar la caída y lo que podría ser el final político del Cavaliere. Sin embargo, Berlusconi no cayó por la acción del movimiento de masas, aunque su gobierno era profundamente impopular como se ha visto en múltiples movilizaciones y luchas, sino producto de la presión de la Unión Europea (UE), la patronal agrupada en la Confindustria, y el FMI. La prensa capitalista opositora y el amplio arco policlasista “antiberlusconiano” intenta crear expectativas en que su sucesor, Mario Monti, devolverá la “seriedad” al capitalismo italiano, presidiendo un gobierno “neutro” o “técnico” que permita recuperar la confianza de los mercados y reimpulsar el anémico crecimiento económico. Sin embargo, la pretendida “neutralidad” es una gran mentira que más temprano que tarde quedará en evidencia: Monti representa los intereses de los bancos y las grandes corporaciones que lo pusieron en el gobierno, incluso mejor de lo que lo hizo el propio Berlusconi.

Un recambio a medida de los capitalistas

Desde hace tiempo, Berlusconi había perdido la confianza de la gran patronal, de los banqueros, de los “mercados” y de sus socios de la Unión Europea, principalmente de Merkel y Sarkozy, que lo consideraban absolutamente incapaz de llevar adelante el duro ajuste económico exigido para evitar un posible default de la deuda italiana –que asciende al 120% del PBI del país, equivalente a alrededor de 2 billones de euros- que arrastraría consigo a los grandes bancos alemanes y franceses y a la misma eurozona (ver LVO 452).

Fueron justamente estas fuerzas –la patronal, los bancos, la UE y el FMI- las que precipitaron su caída y las que hoy son el sostén del nuevo gobierno “técnico” encabezado por Mario Monti, un economista liberal y excomisario de la Unión Europea, puesto a dedo por el presidente G. Napolitano para que preserve los intereses de los grandes capitalistas locales y europeos y descargue la crisis sobre los trabajadores y la gran mayoría de la población.

Por si quedara alguna duda del carácter de sirviente de los intereses del gran capital del gobierno “técnico” de Monti, basta ver la composición de su gabinete, integrado entre otros, por figuras provenientes de las finanzas y las grandes empresas, como Corrado Passera, ejecutivo de Intesa Sanpaolo, uno de los dos bancos más poderosos del país, que estará a cargo de las carteras de industria e infraestructura (obra pública y transporte).

Para hacerse cargo del gobierno, Monti ha exigido permanecer en el cargo al menos por un año y medio, cuando deberían hacerse las elecciones parlamentarias. Necesita ese tiempo para llevar adelante las reformas económicas profundas exigidas por la Unión Europea. En lo inmediato, su gobierno intentará implementar un paquete de austeridad que incluye el congelamiento del salario de los empleados públicos que se podría prolongar hasta después de 2014; suba del IVA; extensión de la edad jubilatoria y una reforma laboral que facilitará el despido de los trabajadores.
Aunque los partidos políticos no participan del nuevo gabinete, a excepción del “socialista” G. Amato, Monti cuenta con el apoyo de un amplio espectro que va desde la derecha berlusconiana hasta la centroizquierda burguesa del Partido Democrático. Incluso fue saludado por el “izquierdista” gobernador de Puglia, Nicchi Vendola, líder del partido Izquierda, Ecología y Libertad (SEL por su sigla en italiano). Solo el exsocio de Berlusconi Umberto Bossi, de la ultraderechista Liga Norte, prefirió quedar fuera de las negociaciones febriles que precedieron a la formación del gobierno. No solo la patronal y sus partidos sostienen a Monti, sino también la traidora burocracia de las centrales sindicales oficiales le dieron su apoyo. Los sindicatos de base han llamado a movilizar a principios de diciembre, a imagen y semejanza de la CGIL, vinculada al PD, que no podía actuar de otra forma ante el anuncio del plan de ajuste anunciado por el exComisario europeo.
Pero a pesar de esta aparente unidad, el gobierno de Monti es producto de la debilidad de la clase dominante.

Tendencias bonapartistas

Tanto la asunción de Monti en Italia, como la de Lucas Papademos en Grecia en reemplazo del exprimer ministro Y. Papandreu, empiezan a marcar una tendencia hacia la formación de gobiernos de “unidad nacional” o de “técnicos” impuestos por los banqueros, la gran patronal y los líderes de la UE, Merkel y Sarkozy (que junto con el FMI y el Banco Central Europeo forman el llamado “Grupo de Frankfurt”), para responder a la crisis política burguesa y lidiar con el movimiento de masas y llevar adelante los planes de austeridad.
En Grecia, el gobierno de “unidad nacional” que sucedió a Papandreu está formado por los dos principales partidos del régimen el socialdemócrata PASOK y el conservador Nueva Democracia y por el partido de extrema derecha LAOS, una organización xenófoba con buenas relaciones con la Iglesia Ortodoxa. Una de las principales misiones de este gobierno será tratar de derrotar la dura resistencia que vienen oponiendo los trabajadores, la juventud y los sectores populares que en los últimos 18 meses protagonizaron movilizaciones masivas y 15 paros generales –el último de 48 horas el 19 y 20 de octubre.

En el caso de Italia, fue el presidente G. Napolitano, un viejo político exmilitante del Partido Comunista Italiano, quien nombró senador vitalicio a Monti y negoció, como representante de los intereses de la UE y de la patronal, la conformación del nuevo gobierno.

Estos supuestos “técnicos” no son apolíticos ni neutros sino que se eligen en función de su capacidad para implementar medidas profundamente antiobreras y antipopulares sin ser presionados por la movilización. Como explicaba el revolucionario italiano A. Gramsci, “todo gobierno de coalición es un grado inicial de cesarismo, que puede o no desarrollarse hasta grados más significativos”, es decir, una “solución arbitraria” a una situación en la que no se ha resuelto aún el enfrentamiento entre las clases fundamentales.

Esta tendencia bonapartista (o cesarista) a imponer gobiernos que se ponen por encima de las contradicciones sociales se desarrolla más en crisis capitalistas profundas, como la que estamos viviendo, en la que se desgastan los mecanismos clásicos de la democracia burguesa, como el parlamentarismo, y tiende a quedar al descubierto la dictadura del gran capital.

Difícilmente estos gobiernos logren imponer sus políticas de austeridad sin provocar una amplia resistencia y oposición de los trabajadores y los sectores populares. Por derecha las tendencias bonapartistas de las burguesías y el surgimiento de variantes nacionalistas extremas, y por izquierda la resistencia obrera y popular a los planes de austeridad, como en Grecia, la emergencia del fenómeno de los indignados, preanuncian el desarrollo de acontecimientos convulsivos. Para esa perspectiva nos preparamos los revolucionarios.

17-11-2011

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)