FT-CI

Polémica con PO

¿Qué política frente al gobierno del MAS?

25/01/2006

Como muestran varias notas de Altamira y otros dirigentes de PO y el CRCI [1]
, y de la LOR-CI y el PTS [2], hay una polémica pública entre nuestras corrientes sobre los problemas del proceso revolucionario boliviano. Proponemos acordar el amplio desarrollo del debate, reproduciendo en “El Obrero Internacional” (CRCI) y “Panorama Latinoamericano” (FTCI) los textos de ambas corrientes y organizando en común eventos en el marco del apoyo a la lucha por la nacionalización de los hidrocarburos y la unidad de la lucha continental contra el imperialismo, en la perspectiva de la Federación de Repúblicas Socialistas de América Latina.

La asunción presidencial de Evo confirma los análisis de la Liga Obrera Revolucionaria Cuarta Internacional. Hasta Altamira debe reconocer ahora que “en las elecciones se ha impuesto la línea de compromiso con el imperialismo que han encarnado Evo Morales y el MAS desde antes”; pero contra su definición de que “la política de compromisos está agotada” lo cierto es que comienzan las “grandes” maniobras del frente popular en el poder para conciliar con la clase dominante, regatear mejores condiciones frente al imperialismo y contener el proceso revolucionario, y la línea de PO sólo ayuda a confundir a la vanguardia.

PO profundiza la teoría de los campos

Ahora PO acentúa su crítica al MAS pero su lógica es inmutable: PO se felicita de estar en el campo “que derrotó al imperialismo” recayendo en la concepción oportunista de que si un “campo progresista” enfrenta a un “campo reaccionario”, no queda más que apoyar políticamente al “mal menor”, renunciando de hecho a desarrollar el “campo” independiente del proletariado.
Para defender su adaptación política PO falsea nuestras posiciones, adjudicándonos el decir que “Evo y Tuto son lo mismo” y otras ridículas tergiversaciones. Invitamos a los militantes de PO a comprobar qué dijimos en nuestra web: www.lorci.org o en las publicaciones del PTS.

Un tal Luis Gurevich escribe en PO N° 929: “La guerra es la continuación de la política por otros medios. ¿Había que esperar a que la primera bomba cayera sobre Bagdad para luchar contra la agresión yanqui a Irak?” ¿PO piensa que luchar contra la agresión yanqui obligaba a darle apoyo político a Hussein? ¿Es lo mismo participar en el mismo campo militar con direcciones nacionalistas que apoyarlas políticamente? La posición marxista es opuesta. En la España de los ‘30 Trotsky insistió en la diferencia entre participar del campo republicano en la guerra civil y comprometerse con el gobierno del frente popular. Por eso afirmaba que: “Participamos en la lucha contra Franco como los mejores soldados, y al mismo tiempo, en interés de la victoria sobre el fascismo, agitamos la revolución social y preparamos el derrocamiento del gobierno derrotista de Negrín. Sólo una actitud semejante puede acercarnos a las masas” [3], y consideraba un crimen político ceder al FP.

Ahora PO tergiversa también la política de Trotsky en la II Guerra Mundial. Trotsky definió una correcta táctica ante la movilización militar que se hacía bajo el engaño de “defender la democracia” pero denunció la guerra como imperialista y nunca cedió a la visión que dividía los campos en fascista y democrático (como planteaban el stalinismo y lamentablemente pequeños sectores de la IV Internacional).

Aunque le cause gracia a Gurevich, la distinción entre lo militar y lo político es fundamental para los marxistas y en Bolivia sigue abierta en la etapa la posibilidad de explosiones de guerra civil en los que haya que enfrentar a la reacción imperialista junto a los Kerensky [4] bolivianos como hicieron Lenin y Trotsky, sin darles ni sombra de apoyo político.

Por eso es muy distinto -aunque no lo entiendan los Gurevich que pululan en la izquierda- votar negativamente en el referéndum revocatorio contra Chávez, impulsado por la oposición proimperialista en Venezuela (como planteamos en su momento); que votar positivamente por el garante frentepopulista del desvío electoral ante el ascenso de las masas bolivianas, como capitula el PO. Aún si el MAS se viera obligado a tomar medidas nacionalistas, estaría planteada su defensa frente a la eventual reacción imperialista sin dejar de denunciar sus límites ni darle apoyo político al gobierno.

El ”frente único antiimperialista”: un pasaporte al frente popular

Los dirigentes de PO-CRCI niegan que el MAS y su gobierno sean frentepopulistas reduciendo el concepto marxista de frente popular a una definición de diccionario. Pero la forma del FP puede variar (por ejemplo, si no hay partidos obreros reformistas) y lo decisivo es el contenido de colaboración de clases con la burguesía. Por eso Trotsky definió a los movimientos nacionalistas burgueses y pequeñoburgueses en América Latina como “el frente popular en forma de partido” aclarando que podía “no ser tan reaccionario” por la eventualidad de choques con el imperialismo pero rechazando toda subordinación al mismo.

Al mismo tiempo, Fernández, dirigente del grupo uruguayo del CRCI, reivindica “la táctica del frente único antiimperialista (...) en las colonias y semicolonias, cuando estamos frente a un movimiento nacional, es decir, cuando las masas siguen a una dirección nacionalista burguesa (o pequeño burguesa) que está enfrentada al imperialismo.” No repetiremos aquí los argumentos del artículo publicado en LVO N° 178. Pero si el CRCI rechaza con tanto énfasis el carácter frentepopulista del MAS por su perfil nacionalista y reivindica la táctica del FUA ¿es que propone un FUA con el MAS en el gobierno o, al menos con su ala izquierda, que según PO está llena de “diputados electos por el MAS que son verdaderos militantes revolucionarios y cuyas candidaturas fueron resueltas por votación en Asambleas Populares.” [5]? Es una lástima que Altamira y el tal Gurevich guarden silencio sobre este problema crucial, pero sostenemos que el planteo del FUA es sólo una excusa teórica para adaptarse al frente popular.

Los ”radicales” frente al MAS y la crítica de PO

PO pretender “pegar” a la LORCI a las posiciones de la COB, COR alteña y otros sectores considerados en Bolivia como “movimientos sociales radicales” por oposición al moderado MAS. PO falsea la historia reciente, adjudicándoles “un cuarto intermedio ininterrumpido de once meses”, aunque los paros cívicos en El Alto de enero y marzo del 2005 y la movilización de Junio fueron convocados por ellos pese a la oposición del MAS (entonces principal socio de Carlos Mesa). Claro que nunca levantaron una alternativa consecuente, pues estos “radicales” comparten la estrategia frentepopulista del MAS aunque difieran en el discurso y parcialmente en los métodos (algunos son “antiparlamentarios” y preferirían un bloque detrás de un oficial nacionalista, “un revolucionario como Chávez”, como dice Solares). Ahora se reposicionan para presionar con “plazos” al mismo tiempo que colaboran “críticamente” con el gobierno, y se postulan como una barrera de contención sindical para impedir que las masas sigan un camino de clase al avanzar en su experiencia con el MAS.
PO se muestra inflexible -lo que no está mal- con este ala frentepopulista que también votó o dejó correr el voto por Evo, pero para defender su apoyo electoral al frentepopulista MAS, que después de todo, es quien hoy dirige el estado burgués.

Peleas que el PO no dio

PO nos acusa de “seguidismo parasitario a la burocracia de la COB” ignorando hechos políticos elementales (¿será por la práctica disolución del pequeño grupo de PO en Bolivia?).

Desde la LOR-CI y la FT-CI, en la crisis de Junio combatimos la política de la cúpula cobista, que sólo quería presionar al MAS y a la burguesía con el espantajo de la Asamblea Popular; peleando por una genuina asamblea con delegados de base en la perspectiva de desarrollar órganos de poder obrero y de masas.

Ya impuesto el desvío electoral, en los Ampliados de la COB donde se debatía un instrumento político de los trabajadores, peleamos por un IPT basado en los sindicatos y con democracia obrera, por una salida obrera y campesina a la crisis nacional, para oponer una alternativa de independencia política de clase al reformismo del MAS; pero la deserción de los dirigentes sindicales que no querían romper con Evo y el abstencionismo sectario del POR frustraron esta posibilidad.

La (ex)OT y el PO no dieron ninguna importancia a estas luchas políticas, renunciando a influir en la delimitación de la vanguardia respecto a Solares y compañía, quizás porque estaban preparando ya su adaptación “realista” al MAS.

¿Apoyo al gobierno de Evo o independencia política?

PO no cesa de felicitarse por el triunfo de Evo ni dice claramente qué posición adoptar frente a su gobierno. Quizás por eso, en la fiesta popular del 22 en La Paz, junto a banderas de la CCC maoísta y Patria Libre, flameaba una roja y amarilla del Partido Obrero saludando los discursos frentepopulistas de Evo, García Linera y el vicepresidente de Cuba. Como los “radicales” que tanto critica, PO mantiene un discurso ambiguo frente al gobierno de Evo y lucha por un “gobierno homogéneo del MAS”, algo que en el actual clima de conciliación democrática sólo sirve para embellecer al gobierno.

El ”no derecho a reclamo” de Altamira y la próxima Constituyente

Altamira afirmó que “En el caso de Bolivia, en particular, los sectores que se encuentran a la izquierda del MAS han fracasado políticamente en forma completa. No pueden presentar reclamos.” Así justifica la adaptación política al MAS.

Pero si no hay “derecho a reclamo” en diciembre, ¿por qué debería haberlo en tres, cuatro, o seis meses? Ahora, ante la convocatoria a la Asamblea Constituyente para el 6 de agosto sostenemos que será preciso pelear por una representación obrera independiente del MAS, retomando el combate por la independencia política de los trabajadores. Pero como PO descubrió “diputados electos por el MAS que son verdaderos militantes revolucionarios” [6] se prepara a apoyar al ala izquierda, que a su vez apoya a Evo, reeditando así la escuela de capitulaciones que Guillermo Lora [7] enseñó en 1952 y 1970.

El punto de partida de una política revolucionaria hoy en Bolivia es “no ceder a los cantos de sirena del frente popular” (Trotsky), defendiendo una consecuente política de independencia de clase, impulsando la recomposición del proletariado (otra cuestión clave que PO desconoce) y la autoorganización. Compañeros de PO, los invitamos a reflexionar sobre estos cruciales problemas.

  • TAGS
  • NOTAS
    ADICIONALES
  • [1PO N°929. Luis Gurevich. Charlatanería y pasividad. Derrota de las fuerzas empresariales. Jorge Altamira. Bolivia un tsunami popular. El Obrero Internacional. Enero de 2006. El día que Trotsky quedó pegado. Indymedia Argentina. Una crítica fraccional de la LOR-CI (Bolivia) a la CRCI. Rafael Fernández.

    [2LVO 178. Los marxistas y el gobierno de Evo. LVO 177. Altamira vota por Evo Morales, el aliado de Lula, Kirchner y Chávez. Eduardo Molina.

    [3Trotsky, León, La revolución española, T. 2, p. 166.

    [4Alexander Kerensky, líder del gobierno conciliador tras la revolución rusa de febrero de 1917. Su gobierno se caracterizó por la debilidad debido a la dualidad de poderes entre el gobierno provisional y los soviets. Fue derrocado en octubre de ese año por la revolución bolchevique.

    [5Comunicado de Prensa del PO, 19 de diciembre de 2005.

    [6Comunicado de Prensa del PO, 19 de diciembre de 2005.

    [7Guillermo Lora: dirigente del trotskista Partido Obrero Revolucionario de Bolivia que en 1952 apoyó al ala izquierda del gobierno burgués del MNR. En 1971 formó el Frente Revolucionario Antiimperialista junto al derrocado Gral. Torres y el Partido Comunista boliviano, entre otros.

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)