FT-CI

Festejos por la muerte de Pinochet en Santiago de Chile

Murió Pinochet pero sigue el pinochetismo

14/12/2006

La muerte de Pinochet desató la alegría de los trabajadores y el pueblo pobre de Chile. Apenas conocida la noticia, comenzaron a escucharse los aplausos, los gritos de “¡Está muerto el asesino!”. La gente salió en masa a la calle a festejar. Las barriadas obreras y populares festejaron durante toda la noche. Sin embargo, la alegría se mezclaba con la sensación, clara y cierta, de que Pinochet murió en la más absoluta impunidad.

El maximo responsable de los miles de detenidos desaparecidos, torturados, exiliados, relegados, exonerados, no cumplió ni un solo día de cárcel. A pesar de los múltiples procesos que venía enfrentando desde hace años, los procesamientos, e incluso los arrestos domiciliarios, vivió hasta el último de sus días en impunidad. Porque la justicia patronal, la misma que en la dictadura fue cómplice de la violación a los derechos humanos, la que defiende la democracia para ricos, de la concertación y la derecha, y los intereses de los patrones, nunca lo condenó. Nuevamente la impunidad vuelve a imponerse: Pinochet va a ser sobreseído de todos los casos que enfrentaba. Además de Pinochet, son cientos y miles los militares que están impunes y caminan libremente por las calles. Pinochet murió impune, gracias a un pacto entre la Concertación y la derecha, el ejército, los empresarios, los medios de comunicación y la justicia, que sostuvieron su impunidad.

La Concertación (integrada por el Partido Socialista, el Partido por la Democracia, el Partido Demócrata Cristiano y Partido Radical) y la derecha (con la Unión Demócrata Independiente y Renovación Nacional) vienen desde hace años intentando aplicar una “reconciliación nacional” para intentar recomponer instituciones como la justicia y las FF.AA., desprestigiadas por la dictadura. Esto es continuación de la misma política que se vienen aplicando desde la transición pactada a la democracia, entre la concertación, la derecha, las FFAA y el imperialismo, para salir de la dictadura “ordenadamente” bajo la antidemocrática constitución del 1980, y las garantías para Pinochet de seguir como comandante en jefe del ejército, primero, y senador vitalicio después, además de mantener las políticas económicas de la dictadura. Es por eso que a pesar de no haber realizado los funerales de Estado, la Concertación sí permitió que fuera despedido con honores como jefe del Ejército.

Sin embargo, los miles que festejaron su muerte, muestran que a pesar de todos los intentos de los partidos políticos que defienden la democracia para ricos, está en la memoria de muchos lo que significó la dictadura de Pinochet y sus colaboradores y el anhelo de justicia. Existe rabia por la impunidad, la molestia por las consecuencias de las políticas de la dictadura: salud y educación para ricos, trabajo precario, flexibilización laboral, que la democracia de la Concertación y la derecha mantienen en pie. Más aún, es la propia Concertación la que reprime las manifestaciones contra Pinochet, la que permite los funerales con honores militares, la que reprimió hace apenas unos meses la gran movilización de los estudiantes secundarios chilenos que luchaban contra la mercantilización de la educación.

La obra de la dictadura sigue en pie

Los funerales del dictador sacaron a miles de pinochetistas a la calle nuevamente, que fueron a despedir al genocida, mostrando también que no hay reconciliación nacional. Los personeros de los partidos de derecha, que hasta ayer intentaban alejarse del asesino, estuvieron en primera fila en el funeral. También los empresarios, ex ministros y colaboradores reivindicaron que Pinochet los haya “salvado del marxismo”. ¿Qué significa esto?

El golpe de Estado de Pinochet, de la mano de los patrones, la iglesia, los medios de comunicación, el imperialismo norteamericano, los partidos de la derecha y la democracia cristiana, tuvo un profundo contenido anti-obrero. Fue por el temor a la experiencia que estaban haciendo los trabajadores y el pueblo pobre, a los cordones industriales, a los inicios de la gestión obrera de ciertas fábricas, a la nacionalización de las riquezas, a la desconfianza cada vez mayor que demostraban los trabajadores y el pueblo hacia la Unidad Popular y Allende -que por su política era un freno absoluto a la posibilidad real de un gobierno de los trabajadores, y que por el contrario intentó conciliar todo el tiempo con los partidos políticos patronales y con los empresarios nacionales y extranjeros- que se dio el golpe. Y es por eso que la dictadura se encargó de perseguir y reprimir principalmente a las organizaciones obreras y populares y a liquidar las conquistas que habían costado años de lucha, como el derecho a la salud o la educación gratuita. Es por eso que hoy los empresarios, la derecha, la iglesia, los medios de comunicación y la propia Concertación reivindican la obra económica de la dictadura, que no es otra que la destrucción de la educación, la salud, las pensiones, la flexibilización laboral y los bajos sueldos, la privatización de las empresas y los recursos del país. Pinochet fue el sirviente de la clase patronal para asegurar la otra impunidad: la de la explotación de la clase patronal que con su ideología neoliberal convirtió en mercancía la educación, la salud y la vivienda. Liquidó el sindicalismo, profundizó la explotación en los lugares de trabajo y terminó con el derecho efectivo a huelga.

De la dictadura a la Concertación

El saludo nazi, hecho por jóvenes derechistas, y las banderas de Patria y libertad, organización fascista que nació en los años 70 para enfrentar a los trabajadores y el pueblo recorrieron el mundo, junto al ataque de los pinochetistas a los periodistas que daban cuenta de los hechos. El funeral de Pinochet mostró la cara que muchos intentaban maquillar: los empresarios y la derecha, la UDI y RN, con claro sentido de defensa de sus intereses de clase, que reconocieron que el Chile actual se lo deben a Pinochet. La iglesia, con su máximo cardenal ofició una de las misas en su recuerdo. Las FF.AA. que le rindieron honores. Incluso, uno de sus nietos, capitán de ejército, reivindicó en un discurso el golpe de Estado.
La justicia patronal, ya anunció su sobreseimiento y el presidente de la Corte Suprema de Justicia salió a aclarar que la justicia no tiene deudas pendientes con el tema Pinochet, a pesar de los 3.500 desaparecidos, de decenas de fusilados, de 200.000 torturados, medio millón de exiliados, la comprobada la corrupción y el enriquecimiento ilícito.

Pero la muerte del dictador no acaba con el pinochetismo. Con mayor o menor pudor, sus seguidores deberán cargar con toda su herencia. El castigo a los crímenes de la dictadura, que los organismos de DDHH sostuvieron durante años, de colaboradores civiles y militares, no acaba con la muerte de su jefe.

La herencia de la dictadura se mantiene en pie hasta hoy de la mano de la Concertación y la derecha, y de los mecanismos de la democracia para ricos, como las leyes de seguridad interior del Estado, para reprimir a los trabajadores y el pueblo, o el antidemocrático sistema binominal chileno. La muerte de Pinochet mostró las profundas diferencias de clase, el pinochetismo activo, la Concertación que con su política de presentarse como falsos “amigos del pueblo”, administra los negocios de los empresarios y sostiene las instituciones de esta democracia para ricos.

Por eso, la justa lucha de las organizaciones de DDHH tiene que seguir siendo una bandera de lucha de todos los trabajadores y el pueblo pobre. Sin embargo, la política de confianza en la justicia patronal, como la del PC y abogados de DDHH, se muestra impotente porque permite fortalecer a la justicia, impidiendo la lucha independiente de los trabajadores y el pueblo por la cárcel y castigo a los genocidas. Toda exigencia legal debe ir acompañada de la denuncia de la justicia como institución de la democracia para ricos.

El Chile profundo, de los trabajadores y el pueblo pobre se pudo expresar en parte en las manifestaciones espontáneas que reflejaron el alivio con la muerte de su verdugo. La lápida autoritaria que aún pesa se resquebraja con un oxigenante reclamo por derechos democráticos básicos (¡a manifestarse en las calles!), que todavía permanecen enormemente limitados, y que pueden comenzar a articularse con las luchas que vienen desarrollándose, con dificultad pero persistentemente, contra la explotación laboral, los bajos sueldos, la miseria, la mercantilización de la salud, la educación y la vivienda, en perspectiva con los intereses históricos de la clase trabajadora. Muestra de estas luchas son las importantes movilizaciones estudiantiles de mayo y huelgas como la de los mineros de La Escondida.

Desde Clase contra Clase creemos que hace falta terminar con la democracia para ricos de la Concertación y la derecha, que mantiene en pie las políticas de la dictadura. Hace falta que los trabajadores se organicen bajo las banderas de la independencia de clase. Construyendo sus organizaciones de clase a su servicio, recuperando por ejemplo la Central Unitaria de Trabajadores como una herramienta al servicio de las luchas de los trabajadores y sus intereses y derechos. Hace falta retomar las enseñanzas de la experiencia de los cordones industriales, como organismos de autoorganización obrera. Y construir un partido de trabajadores revolucionario, trotskista, que se proponga la lucha por terminar con la explotación, construyendo una república de los trabajadores.

  • TAGS
Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)