FT-CI

La única solución:la expulsión del imperialismo

La ocupación en Irak, se estrechan las opciones de EE.UU.

30/08/2007

La semana pasada se difundió un informe elaborado por las 16 agencias de información y espionaje de EE.UU. que en el marco de que plantea dudas sobre la capacidad de los dirigentes políticos iraquíes para unificar el país, en particular del primer ministro, Al Maliki, dice lo obvio: que EE.UU. ha fracasado en su objetivo de establecer una coalición de gobierno pro norteamericana en Bagdad.
A pesar de su lenguaje oscuro y moderado, el informe pinta un cuadro sombrío sobre la ocupación norteamericana. “El nivel de violencia de conjunto, incluyendo ataques y bajas entre los civiles, permanece alto; los grupos sectarios iraquíes permanecen irreconciliados; Al Qaeda en Irak retiene la capacidad para conducir ataques de alto perfil; y, hasta ahora, los líderes políticos iraquíes se muestran incapaces de gobernar efectivamente”. En otras palabras, el informe plantea que el gobierno iraquí no quiere o no puede crear un gobierno de coalición fiable. Segundo, que aunque ha mejorado la seguridad en algunas áreas después del incremento de tropas (“surge”) de principio de año, de conjunto -y como anticipábamos cuando se decidió esta última maniobra de Bush- no han logrado cambiar la situación de conjunto. Tanto la insurgencia sunnita como las milicias shiitas se mantienen armadas y en operaciones.

En lo inmediato, la publicación de dicho informe, sumado a la presión del Congreso contra el gobierno de Maliki [1] ha hecho que las fracciones gubernamentales sunnita, shiita y kurda del actual gobierno de Irak, acordaran el pasado domingo en readmitir a los antiguos miembros del Partido Baath de Saddam Hussein en el ejército, la policía y como funcionarios del Estado. Pero es dudoso que este acuerdo, hecho con el solo fin de mostrarle a los norteamericanos que el gobierno funciona, sea capaz de sostenerse e implementarse en los hechos ya que no ha cambiado un ápice la realidad sobre el terreno: esto es la profunda animosidad entre los contendientes armados en el terreno iraquí y la incapacidad del gobierno (presionado por estas disputas intestinas) de imponer por sus propios medios el orden. Esto deja a EE.UU. frente a la búsqueda de opciones, fracasada la estrategia que viene aplicando, que es el contenido central que se desprende del informe de los organismos de inteligencia.

Hasta ahora, primero secretamente y luego en algunas reuniones públicas, parecía que EE.UU., sin admitirlo abiertamente, se jugaba a cerrar el conflicto iraquí con un acuerdo con el “eje del mal” iraní. A esto apuntaba verdaderamente el “surge” de Bush. Sin embargo, el señalamiento a las Guardias Republicanas iraníes como fuerza terrorista lanzado por la Casa Blanca parecería demostrar que algo se ha empantanado en la “detente” (situación de relajación de una relación tensa) norteamericano-iraní. Pareciera que Irán, viendo la debilidad de Bush y la parálisis del actual gobierno iraquí, no se siente muy tentado, ni mucho menos presionado, a un compromiso. Las declaraciones del presidente irani, Ahmadinejad, el 28/8 de que “El poder politico de los ocupantes está colapsando rápidamente. Pronto, veremos un enorme vacio en la región. Por su puesto que estamos preparados para llenar la brecha, con la ayuda de los vecinos y los amigos regionales como Arabia Saudita y con la ayuda de la nación iraki” lo confirma. Las duras réplicas de Bush, blandiendo nuevamente el tema nuclear, confirma que la disputa entre EE.UU. e Irán se está nuevamente calentando.

En este marco, las opciones norteamericanas (y no solo de Bush sino de su sucesor en la Casa Blanca) se estrechan. Esto no descarta una operación aérea contra Irán de la actual administración, aunque el costo y la eficacia de la misma es cuestionable y podrian dejar sin resolver, a pesar del daño infligido a la infraestructura iraní, el tema de Irak que es lo que preocupa a los norteamericanos roto el equilibrio de fuerzas en la región tras el fracaso de la ocupación. Por un lado, la continuidad de la actual política -que es el camino preferido por la actual administración- es seguir buscando un objetivo que ya se ha demostrado inalcanzable. El único punto fuerte de esta opción desde el ángulo del imperialismo norteamericano, es que irse sería peor ya que crearía un vació que sería llenado por Irán y podría generar un terreno fértil para el terrorismo islámico como en Afganistán, pero en el estratégico Medio Oriente. Los 2.000 marines muertos por año sería un costo a pagar, pero muy bajo comparado con la cantidad de bajas norteamericanas en Vietnam, según los terroríficos cálculos de los estrategas del Pentágono y de la presidencia. El asunto más grave es que el actual empantanamiento en Irak está comiendo enormemente los recursos militares de las fuerzas armadas norteamericanas, dejando vulnerable a EE.UU. en otros escenarios potencialmente conflictivos en el resto del globo (por ejemplo, en estos días Rusia ha lanzado nuevos misiles que han caído sobre Georgia, un país abiertamente pronorteamericano y hostil a Moscú en la zona de las ex Republicas Soviéticas, con el objetivo de presionar por un cambio de orientación del actual gobierno, sin que EE.UU. pudiera ejercer la menor influencia). La estrategia de retirada parcial, que alientan los demócratas y algunos republicanos, tiene la dificultad de exponer a menos tropas a un creciente enemigo si se mantienen los mismos objetivos de la ocupación norteamericana en Irak, cuestión sobre la que sus mismos impulsores no se pronuncian abiertamente. En el caso de Warner, un republicano proárabe, busca un cambio de alianzas políticas, dejando atrás la coalición mayoritaria de shiitas y kurdos en la que EE.UU. se apoyó para tirar a Hussein, por una que incorpore más decididamente a los sunnitas. Sin embargo, que se logre una reconciliación real en el actual estado del conflicto y sin poder de fuego para imponerlo sobre los que se opongan, es una mera ilusión. La tercera variante, una retirada rápida, es imposible porque dejaría a Irán con el control de Irak y proyectando su poder sobre la Península arábiga, coronando una situación de hegemonía iraní en esta estratégica región que ningún presidente norteamericano se puede permitir. En este marco, se mantiene como la menos mala de todas las alternativas la posibilidad -que barajamos en la última edición de Estrategia Internacional- de que EE.UU. busque quedarse en Irak pero cambiando los objetivos: pasar de la desgastante y fútil tarea de contrainsurgencia en las áreas pobladas, a que el eje de la misión sea contener un potencial avance convencional de Irán retirándose a base militares en regiones inhabitadas al oeste y sur del Eufrates o instalando una fuerza considerable en Kuwait. Viendo todas estas variantes, es indudable que a pesar de su creciente debilidad, EE.UU. no se retirará de Irak si no es expulsado por la acción directa del movimiento de masas.

La política criminal de las fracciones civiles y confesionales de Irak y la política reaccionaria de Irán que sólo busca mejorar su relación de fuerzas en la región, son un enorme obstáculo para aprovechar esta situación del imperialismo norteamericano y lograr la única salida progresiva para Irak y todo Medio Oriente.

  • TAGS
  • NOTAS
    ADICIONALES
  • [1Después de una visita de dos días a Irak, Carl Levin, el jefe demócrata del Comité de Servicios Armados del Senado, planteó abiertamente que el parlamento iraquí reemplazara a Maliki con “un menos sectario y más unificador primer ministro”. La principal contendiente presidencial demócrata, Hillary Clinton, públicamente apoyó esta postura un día después. Por su parte, el senador republicano de mayor rango en el Comité de Fuerzas Armadas de la Cámara Alta, John Warner, instó ayer a Bush a que anuncie el mes próximo una retirada inicial de tropas, como forma de presionar al Gobierno iraquí a que actúe. El senador de Virginia, que ya había pedido la destitución de Al Maliki, sugirió una retirada de unos 5.000 soldados para Navidad.

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)