FT-CI

Editorial | Ante los planes de Calderón, Peña Nieto y el Congreso

Impulsar la movilización obrera y popular

09/10/2012 Estrategia Obrera Nro 102

La reaccionaria reforma laboral recientemente aprobada en el Congreso es la mayor muestra de lo que pretenden el PRI y el PAN para el próximo sexenio: esclavizar a los trabajadores y liquidar conquistas obreras como no se veía desde principios de siglo XX. Por lo que debe ser enfrentada en las calles por el pueblo trabajador. La misma ya ha provocado que el descontento crezca, lo cual puede abrir una situación de fuertes choques entre el gobierno y el movimiento obrero y popular.

En los estados y en el DF presenciamos luchas y manifestaciones de mucho descontento, que expresan una nueva dinámica a la pasividad que en los últimos años provocó el desempleo, el feminicidio, la represión y la antidemocracia. La polarización política y social mostrada en los meses previos a las elecciones, se muestra ahora en las calles, donde se combina el rechazo a la imposición de Peña Nieto –encabezado por el movimiento “YoSoy#132”–, el rechazo a la política educativa restrictiva del gobierno federal y a la política autoritaria y represiva de las autoridades educativas del Gobierno perredista del DF y contra la reaccionaria reforma laboral que el PRI y el PAN han votado contra los trabajadores Ante la posibilidad de un salto de la confrontación de clases, el gobierno – en acuerdo con el PRI– responde con la militarización del Estado de México (a las puertas del DF) para inhibir la movilización y la organización de los trabajadores y el pueblo. Junto con la creación de la Gendarmería Nacional (militarizada) anunciada por Peña Nieto, esto fortalecerá las tendencias autoritarias y de degradación de la democracia burguesa. Y, aunque el perredista Mancera ha dicho que “en estos momentos” no hace falta que el ejército patrulle el DF. No descartemos que pida que aparezca en las calles, pues su jefe Marcelo Ebrard quiere mostrar a los empresarios y al gobierno de Estados Unidos que sabría gobernar el país en el 2018; hace años, con el gobierno perredista se iniciaron los patrullajes militares en Iztapalapa.

Impulsemos la lucha contra las “reformas estructurales”

Hoy los sindicatos, el movimiento estudiantil, los campesinos y demás sectores populares que salen a la calle, tienen la oportunidad de recomponer sus fuerzas. Para eso es necesario enfrentar como uno solo la ofensiva de los partidos patronales y los capitalistas (y su cómplice, la burocracia del Congreso del Trabajo) con una movilización unitaria e impulsando una coordinación nacional de todos los que luchan. Ante la magnitud del ataque patronal, que acaba de imponer la aprobación de la Reforma en el Congreso de la Unión, hay que potenciar la fuerza de los trabajadores y organizar la resistencia popular. La 2ª Convención Nacional Contra la Imposición reunida en Oaxaca y que se pronunció contra la reforma laboral del PRI y el PAN, fue un primer paso; pero como mostró la aprobación legislativa, todavía insuficiente. Y es que hay que superar las prácticas y la estrategia impotente de la “resistencia civil pacífica” que permea en las reuniones y organismos amplios, y que no le hace ni cosquillas a los capitalistas que imponen una ofensiva salvaje nada pacifista. De igual forma hay que dejar atrás la estrategia de presión sobre el Congreso que crea expectativas en que los diputados legislarán a favor de los trabajadores. El movimiento obrero y popular tiene la tarea de movilizarse con sus propios métodos para frenar esta ofensiva de capital y avanzar en esta lucha de clases. En la última década, las experiencias sufridas con las reformas a la ley del Seguro Social, a la del ISSSTE, y el golpe al SME, mostraron que los métodos y la estrategia de la UNT y el FSM-SME (cuya máxima expresión fueron los “cercos al Congreso”) no sirvieron para frenar esos golpes. La clase trabajadora debe estar consciente de que el gobierno y los patrones apuestan a la conciencia pacifista inyectada al proletariado por ideologías ajenas a sus intereses de clase. Es necesario romper con estas trabas que maniatan la potencialidad de los trabajadores; estrategia que sectores de la izquierda privilegian pese a su lenguaje radical. Es probable que, después de la aprobación de la nueva ley laboral, en los meses que le restan de gobierno de Calderón, más contingentes de trabajadores y de la población en general se sumen al rechazo de la nueva ley anti obrera provocando una crisis de fin de sexenio saliente. Esto le restaría fuerzas a la transición de poderes “aterciopelada” que la clase dominante espera y dejaría debilitado a la vez al gobierno de Peña Nieto para contener el descontento en los primeros meses de su “mandato”. Los próximos meses serán un escenario importante que la clase trabajadora debe aprovechar para profundizar la movilización y pasar a la ofensiva y revertir los golpes sufridos bajo el régimen de la alternancia y, en particular, esta reforma laboral. Las recientes movilizaciones ante el Congreso de la Unión son una primera muestra que se pueden unir las fuerzas de los que luchan contra los planes de esta “democracia” que los ricos impusieron en la última década.

Paro nacional y coordinación de los que luchan

Hay que levantar una política independiente y combativa para preparar un Paro Nacional de todos los que se movilizan; un paro efectivo que potencie la disposición de “los de abajo” a resistir y donde se pongan a la cabeza de su preparación los mineros, magisterio, trabajadores universitarios, obreros (como los de Nissan que salieron a luchar), electricistas, telefonistas, el “#YoSoy132”, los campesinos y los pueblos originarios (como Cherán), y las mujeres en lucha contra las leyes reaccionarias en su contra. Un paro de estas características –que retome acciones como el paro del 2 de octubre– sería el primer paso para impulsar la organización de los explotados y oprimidos contra este régimen antidemocrático, hambreador y represivo. Pero, para hacer real esto, hay que evitar que las movilizaciones y luchas que hoy existen queden aisladas y sin vinculación, hay que poner en pie una coordinadora nacional de lucha, que parta de las convenciones nacionales realizadas (como la de Oaxaca), que discuta un plan de lucha unificado y organice un verdadero paro nacional. Las direcciones sindicales opositoras y la izquierda deben responder a la disposición de lucha que se expresa por miles en las calles. De lo contrario, serán responsables de una eventual derrota o retroceso del movimiento obrero y popular. En el pasado, ya vimos como estas direcciones priorizaron sus intereses políticos y personales sobre las necesidades de los trabajadores. Paremos la ofensiva patronal con una política independiente y un programa que enfrente la crisis provocada por los capitalistas.


Se realizó la segunda Convención Nacional Contra la Imposición

Estrategia Obrera entrevistó a Sergio Moissens y Franca Rolón, dirigentes de la agrupación Contra Corriente

EO: ¿Cómo se expresó la participación del Movimiento #YoSoy132 en la Convención Nacional?

F.R.: A Oaxaca fuimos con un posicionamiento y un plan de acción: el desconocimiento a EPN y por lo tanto del fallo de TEPJF, y el llamado a un paro nacional, del cual el paro estudiantil del 2 de octubre sería, por decirlo de alguna manera, un primer paso. En la AGI de Saltillo acordamos impulsar el paro desde cada asamblea local y llegamos a la Convención Nacional con la firme convicción de impulsar un paro nacional estudiantil en la lucha urgente contra la reforma laboral, llamando a los trabajadores a emplear los métodos de lucha de la clase trabajadora, como el paro, la huelga y la lucha callejera, para frenar la barbarie de la militarización y la crisis que han cargado sobre nuestras espaldas.

Y es que en Oaxaca los integrantes del movimiento estudiantil dieron una gran pelea para combatir las desviaciones y contenciones que se impulsan desde lo operativo, la logística y las charlas. Los integrantes del #YoSoy132 dimos nuestro balance sobre la participación de las organizaciones en las acciones y llamamos a que se respetaran los acuerdos.

Impulsar en unidad las acciones discutidas y acordadas democráticamente, ayuda a cohesionar el corazón político del movimiento y orientarlo hacia fines comunes. En este momento se abre una reflexión estratégica y un reto para el #YoSoy132: continuar organizado, haber mostrado disposición de lucha al haber realizado el paro el 2 de octubre y hacer e1 balance de la correlación de fuerzas en un país donde las fuerzas armadas y los grupos paramilitares están en las calles, pero donde empiezan a surgir nuevas y combativas luchas; y articular el programa con una discusión sobre los métodos de lucha y la necesidad de la organización nacional estudiantil para enfrentar el ataque.

EO: ¿Cuál fue la política de los sindicatos para la Segunda Convención Nacional?

S.M.: A esta Segunda Convención Nacional Contra la Imposición asistieron, a diferencia de la primera reunión en Atenco, organizaciones sindicales de distintos puntos del país. La presencia de la Sección XXII de la CNTE (que realizó ese mismo día su Congreso para cambiar de comité ejecutivo), el Sindicato Minero Metalúrgico, el STUNAM, el SITUAM, el SME, el Sindicato de Telefonistas y demás organizaciones sindicales de la Unión Nacional de Trabajadores. Este segunda Convención Nacional se dio en el marco de la discusión en el Congreso de la Unión de la reforma a la Ley Federal del Trabajo que es una verdadero “grito de guerra” en contra de toda la clase trabajadora del país. Ese mismo día nos enteramos de la acción de los trabajadores de Honda en Cuernavaca que comenzaron a movilizarse en contra de esta reforma.

En la Segunda Convención Nacional se abrió una discusión muy importante sobre cómo ponerle freno a la reforma laboral. Una discusión sobre los métodos y las tareas de los sindicatos. Los sindicatos como el SME y los afiliados a la UNT coincidían en la necesidad de impulsar acciones nacionales unitarias (como el Cerco al Congreso de la Unión del 27 y 28 de septiembre) que son absolutamente insuficientes para detener la aprobación de la reforma. Los trabajadores y los jóvenes hemos visto como la Ley de ISSSTE y las reformas a la Seguridad Social se han aprobado en el Congreso a pesar de la presión que se ejerza en contra de los diputados o senadores. Y es que la política de las direcciones sindicales es impotente para enfrentar esta durísima reforma laboral. Esta acción es más parecida a la de la resistencia civil y pacífica, que a los métodos históricos del movimiento obrero como los paros y las huelgas para la defensa de sus conquistas.

El Movimiento #YoSoy132 insistió en esta Segunda Convención Nacional en que solamente por medio de un Paro Nacional de estudiantes y trabajadores tendremos condiciones para enfrentar la política esclavista del gobierno. Desde Contracorriente insistimos en la importancia de llamar a las organizaciones sindicales democráticas y combativas, a la necesidad de articular desde las bases la convocatoria al Paro Nacional del 2 de Octubre como una primera jornada nacional de lucha combativa para enfrentar la reforma laboral. Es fundamental una política de movilización combativa, unitaria e independiente para frenar la reforma laboral.

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)