FT-CI

Salió Contracorriente N°2

El dominio imperialista del Estado español

14/11/2006 Contracorriente N°2 (Estado Español)

Los últimos acontecimientos internacionales ponen de manifiesto, las debilidades de los EEUU para lograr una recuperación de su hegemonía mundial como principal potencia imperialista. Cada día más Norteamérica aparece como un tigre herido. El fracaso del ataque al Líbano, donde Israel ha jugado el papel de ejecutor, ha sido una bocanada de aire fresco a la moral de la resistencia antiimperialista en Oriente Medio y un golpe más para la política norteamericana de dominación de la región. La política ofensiva y guerrerista de los neoconservadores para sacar ventaja a sus competidores imperialistas en la principal zona energética mundial y aumentar el dominio de las semicolonias, está siendo por el momento un fracaso. El empantanamiento en Irak, el fracaso del Líbano o el aumento de la resistencia en Afganistán, son buena muestra de ello. Esta situación sitúa a EEUU en una incómoda situación, pues al mismo tiempo que no avanza en sus intenciones dominadoras en Oriente Próximo y Asia Central, no puede plantearse intervenir en otras zonas como América Latina, donde la lucha de clases sigue un proceso de paulatino ascenso, (el último botón de muestra lo tenemos en México, en particular la "Comuna de Oaxaca) y los gobiernos seminacionalistas o populistas se sienten en mejor relación de fuerzas para intentar regatearle mejores condiciones al imperialismo estadounidense.

El otro bloque imperialista de importancia, la UE, no atraviesa tampoco su mejor momento. Desde el fracaso de la Constitución Europea las fricciones de las distintas burguesías nacionales han salido a escena. Las peleas de los Presupuestos, los enfrentamientos por el control del sector energético, las disputas sobre el comercio con China... son buenos ejemplos de cómo cada uno busca comer el trozo más grande del pastel. Hoy por hoy la UE se muestra incapaz de levantar un bloque contra-hegemonico cohesionado que haga frente a EEUU.

En este contexto mundial el gobierno español, con el socialliberal ZP a la cabeza, redefine la política imperialista que debe ser garante de los intereses de nuestras multinacionales. El gobierno del PSOE no es menos imperialista que el PP. Cambia las formas y la orientación, pero para mantener el mismo fondo.

Ha adoptado una posición más europeísta, a diferencia del PP que se colocó de forma incondicional al lado de EEUU. Aun así, los intentos de acercamiento a EEUU por parte de ZP son constantes, y se muestra un fiel colaborador en misiones como la de Afganistán , donde ha aumentado la participación militar española bajo su mandato. Seguramente la crisis abierta en la UE es un motivo de peso para la vacilación entre los dos bloques del actual gobierno español.

Las misiones imperialistas del Ejército español

Desde el 2000 el Estado español ha enviado 16 misiones militares en distintos países, de África, Europa y Asia. La de Iraq fue la que tuvo, tanto a nivel mundial como en nuestro país, la mayor respuesta. Cientos de miles de personas protagonizaron las grandes manifestaciones que recorrían las calles durante el gobierno del PP

El gobierno del PSOE ha mantenido las misiones que envió el PP y apoyaron desde la oposición, como la de los Balcanes y Afganistán, pero también ha inaugurado nuevas. Es el caso de Haití, un país en cuyo continente se sitúan las mayores inversiones españolas en el extranjero, detrás de EEUU. También en el Congo para las elecciones presidenciales, con una estancia de cuatro meses de aproximadamente 120 militares. Tenemos pues en nuestro país un gobierno "socialista" que ayuda a tiranos en África para presentarse a las elecciones con su respaldo militar, es decir, que si hay una gran movilización en contra del presidente de turno por corrupto, como ha pasado en otras ocasiones, ¿el ejército español atacaría a estos manifestantes? por supuesto que lo haría, precisamente para eso está. O que mantiene el "nuevo orden" en países semicoloniales, para asegurarse el expolio imperialista y que no se salgan del redil, a través del apoyo militar a los gobiernos títeres como el haitiano o los de los países balcánicos.

Por último hemos visto el envío de tropas españolas al Líbano. A través de los medios de comunicación nos venden que se trata de una "misión de paz" bajo el mandato de la ONU. La misión de estas tropas es clara, hacer cumplir la resolución 1701 de la ONU, que viene a garantizar los intereses de Israel. Las mal llamadas tropas de interposición, pues no son fuerzas neutrales entre dos bandos sino que están con uno de ellos, buscan acabar la tarea que empezó este verano el imperialismo americano a través de su gendarme en la zona, Israel, desarmar a Hezbolá y garantizar que el Líbano será un país dócil en caso de una nueva intervención militar en Oriente Medio. Nuevamente el imperialismo español ha intentado no quedarse atrás en la carrera de las distintas potencias imperialistas para aumentar el dominio de regiones tan importantes como Oriente Medio.

Hay que desenmascarar al buitre disfrazado de conejo. Al ZP hipócrita, que poco después de que pedir a Israel que pare la ofensiva y convoca concentraciones "por la paz", envía tropas para despejarle la zona al ejército Israelí. El mismo que clamaba al cielo por la guerra de Iraq, y hoy manda soldados al Congo, Afganistán y Haití.

La dominación económica del capital español

La inferioridad militar española respecto a otras potencias hace que la burguesía española se haya especializado en la dominación, económica, menos sangrienta y evidente pero igualmente dañina y culpable de la miseria de muchos pueblos, utilizando para eso el paraguas militar y diplomático de la principal superpotencial mundial como es el caso en América Latina.

Durante los años 90, al mismo tiempo que se producía la ofensiva burguesa contra los derechos de los trabajadores, las empresas que pertenecían al Estado, y que ya venían jugando un importante papel expoliador en el extranjero, se vendieron por cuatro pesetas, convirtiéndose en empresas privadas. La expansión imperialista sobre las semicolonias que se agudizó notablemente en esta década fue aprovechada por las multinacionales españolas. Las políticas neoliberales de los gobiernos cipayos en América Latina supusieron la privatización de importantes servicios y la entrega de grandes reservas de recursos naturales, especialmente energéticos, a empresas extranjeras(1). Multinacionales españolas como Repsol, Telefónica, Endesa o Iberia se beneficiaron de estas políticas, convirtiéndose en grandes empresas a nivel mundial y con gigantescos capitales. Además del crecimiento de las empresas de sectores de servicios o energéticos, el capital financiero español penetró brutalmente en el continente latinoamericano, siendo el BBVA y El Santander los principales grupos bancarios españoles en la región. Pero no es América Latina la única región donde opera el capital español, Asia ocupa un papel cada vez más importante en las cuentas de nuestras multinacionales, y en el Magreb son uno de los capitales más importantes en el expolio de recursos como el gas argelino o los fosfatos marroquíes. Estas empresas son las tropas empresariales españolas en numerosos países, más efectivas incluso que los soldados para alimentar las cuentas de benficio de nuestra burguesía a costa del subdesarrollo y la miseria de miles de personas.

La principal fuente exterior de crecimiento para las empresas multinacionales españolas es el continente latinoamericano(2). Han conseguido obtener una gran cantidad de capital gracias a los beneficios obtenidos en base al expolio de los recursos de los pueblos latinoamericanos. Un dato interesante es que en el 97 el 50% de las inversiones se efectuaban en el continente, consiguiendo superar las inversiones de EEUU en Argentina. Telefónica controla la mayor parte de las telecomunicaciones, Repsol dio el saltó a partir de la adquisición de la estatal argentina YPF, Endesa es la propietaria del 90% de las centrales hidroeléctricas de Chile... son sólo botones de muestra de cómo el capital español es un pulpo que somete y ahoga a las economías semicoloniales del continente(3)

Pero tras el despertar de la lucha de clases en la región, a partir del año 2000, el imperialismo español ha sabido mantenerse en la región. Las distintas desviaciones de los procesos hacia gobiernos con discursos pseudo nacionalistas, pero con una política real que no busca romper con el imperialismo sino regatear mejores condiciones de expolio, han permitido el mantenimiento de los beneficios económicos. No les ha resultado demasiado difícil, más si vemos como los recambios burgueses que se han producido en Bolivia, Venezuela, Argentina... tras importantes crisis sociales, mantienen una política de respeto total a la propiedad privada y a la participación económica extranjera. Proyectos como el capitalismo andino de Morales o el mal llamado "socialismo del siglo XXI" de Chávez, no dejan de ser proyectos burgueses nacionalistas bastante tibios, que persiguen desarrollar un capitalismo nacional fuerte. Para ello buscan, no la liberación nacional plena, algo que en los marcos del capitalismo es una utopía, sino la renegociación de esa tutela y expolio. Un buen ejemplo de esta filosofía lo vemos en las palabras William Lara, diputado venezolano que acompañó en la visita de Hugo Chávez al Estado español para establecer relaciones internacionales: "para conseguirlo necesitamos que los empresarios españoles inviertan en el país, pero no con fines especulativos, sino para crear riqueza productiva y generar empleo bien remunerado. No queremos el capital financiero especulativo neoliberal".

El discurso antiimperialista de estos gobiernos, y de otros menos radicalizados pero que buscan mayores cuotas de autonomía del imperialismo como el argentino, se acompaña de una política de regateo. Aprovechando la debilidad de EEUU por su empantanamiento militar y su pérdida de peso en el PIB mundial, tratan de presionar con proyectos económicos alternativos a los planes estadounidenses en al región (materializados en el ALCA). Así países del Cono Sur tratan de levantar un mercado "propio" a través del MERCOSUR.

El gobierno de ZP también ha tenido un giro en la política imperialista económica. Si Aznar se encontraba en el eje norteamericano de dureza máxima con los nuevos gobiernos seminacionalistas, ZP, haciendo uso de su "talante", ha optado por una política más dialoguista, que permita mantener las posiciones del capital español en la zona. Aún así, aunque las formas puedan ser más amables, cualquier intento, por pequeño que sea, de recortar los beneficios de las multinacionales españolas, es respondido con presión diplomática fuerte, como se demostró en el caso de la semi-nacionalización de los hidrocarburos de Morales, donde Moratinos se perfiló como el abogado incondicional de Repsol.

En cuanto al reagrupamiento para hacer frente al capital estadounidense de algunos países, el MERCOSUR, no es una vía de liberación económica, sino una apuesta de las burguesías cipayos latinoamericanas para encontrar mejores amos y poder presionar a su viejo patrón, EEUU, en vistas a conseguir mejores condiciones de unos y otros. La prueba de ello es que MERCOSUR ya en 1995 firmó un acuerdo estratégico con la UE. La ineficacia es estos gobiernos seminacionalistas lo demuestra que desde 2003 la inversión extranjera aumentó un 44%, llegando casi a 56.400 millones de dólares. ZP aprovecha la coyuntura para aumentar la penetración de capital español en estos países, ya día de hoy el 85% de las inversiones españolas se realizan en el MERCOSUR.

El mejor internacionalismo, la lucha contra nuestro propio imperialismo

El apoyo que ha conseguido ZP con gestos pseudo izquierdistas (como el matrimonio entre personas del mismo sexo o la retirada de las tropas de Irak, fruto de la presión del movimiento anteguerra, ya que de no haberlo hecho hubiera supuesto un rechazo inicial al PSOE fortísimo (concesiones que la burguesía pudo permitirse) es un fuerte obstáculo para que se desaten en lo inmediato fuertes movilizaciones antiimperialistas contra el gobierno.

Más aún cuando el resto de fuerzas a la izquierda del gobierno le hacen seguidísmo ciego, en este y otros muchos temas. La principal fuerza parlamentaria en este sentido, Izquierda Unida, da un apoyo total a todas las decisiones del gobierno social-imperialista del PSOE, tanto en el tema económico, como en algunas operaciones imperialistas. Su abstención ante en envío de tropas a Haití, o su reciente apoyo al envío de soldados al Congo y Líbano muestran IU como partido del régimen imperialista del Estado Español, que se acerca cada día más a la socialdemocracia estilo "los verdes" alemanes.

De la misma manera , la burocracia sindical pedía el fin de los bombardeos sobre Líbano con estas palabras: "y pedimos al Gobierno español, a la Unión Europea y a los miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que actúen con urgencia para lograrlo"dando cobertura para que el gobierno "actúe con urgencia para lograrlo", para prestarle poco después su apoyo a la misión imperialista bajo la cobertura de la ONU.

Así mismo muchas organizaciones de la extrema izquierda, aunque evidentemente se oponen a todo tipo de misiones militares imperialistas, no levantan políticas contra expoliación económica del imperialismo , que en el caso de nuestro país es central. La izquierda española se llena la boca contra el imperialismo americano, cosa que es correcta, pero no si ese discurso anti-imperialista está acompañado de un silencio total sobre nuestro propio imperialismo. Es un deber de aquellos que se reclaman del marxismo revolucionario denunciar a nuestro gobierno y multinacionales, e impulsar campañas de solidaridad con las luchas de los pueblos de las semicolonias en base al apoyo a las mismas y a la lucha contra nuestro propio gobierno y estado , culpable de la miseria de nuestros hermanos de clase en otros países.

Para los trotskistas de Clase contra Clase, como revolucionarios de un país imperialista, una de nuestras tareas principales es luchar contra nuestras propias multinacionales y nuestro gobierno, tanto cuando actúa como gendarme militar como cuando lo hace de abogado de Iberia, BBVA. Telefónica o Repsol. Los mismos que convierten aquí la vivienda en un lujo o nos someten a condiciones laborales cada vez peores son quienes están expoliando los recursos de pueblos hermanos. Debemos luchar por la nacionalización de las multinacionales y bancos españoles para acabar con los problemas de la juventud y los trabajadores y que se devuelvan las instalaciones y los recursos a los trabajadores de los países semicoloniales.


1 Un dato interesante es que en el 97 el 50% de las inversiones se efectuaban en el continente, consiguiendo superar las inversiones de EEUU en Argentina.
2 Las inversiones españolas en América Latina llegaron a constituir el 30% del valor de la bolsa de Madrid y las mayores empresas españolas obtienen entre el 30-50% de sus ingresos operativos en América Latina
3 Entre 1992 y 2001, se transfirieron a la "metrópoli" 19 mil millones de dólares.

LEA AQUI TODOS LOS ARTÍCULOS DEL N°2 DE CONTRACORRIENTE

  • TAGS
Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periodicos

  • PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)