FT-CI

México

El ascenso electoral de AMLO y las tareas del movimiento obrero y popular

05/02/2006 Estrategia Obrera N° 48

Editorial

Desde el año 2000, en América Latina se muestra una creciente disposición a enfrentar los planes imperialistas y a los gobiernos neoliberales, con importantes acciones de los explotados (como en Bolivia, Argentina o Ecuador). Esto representa un giro a izquierda de las masas, ante lo cual las clases dominantes orquestaron procesos electorales como desvío del descontento y la movilización, en los cuales los trabajadores y el pueblo favorecieron con su voto a alternativas «antineoliberales» que despertaron grandes ilusiones de que resolverían las aspiraciones obreras y populares (como Lula, Chavez, Kirchner entre otros, y ahora Evo Morales).

Más allá de las diferencias existentes entre estos gobiernos pos-neoliberales, para las clases dominantes nativas y el imperialismo norteamericano son una opción necesaria en el camino de recomponer la institucionalidad y contener las tendencias más radicales de un movimiento obrero y popular que avanza en su acción y politización. Y es que la política de estos nuevos gobiernos no ataca las bases del capital; por el contrario, garantizan grandes negocios para los capitalistas y el pago de la deuda externa. Por ello su acción tiende a chocar con las aspiraciones de los trabajadores y campesinos ya que, demandas como la renacionalización de los recursos naturales de los distintos países, el empleo digno para todos y el reparto agrario, necesariamente implica realizar la expropiación bajo control de los trabajadores de la industria, la ruptura efectiva con el imperialismo y la reforma agraria radical, medidas que afectan decisivamente los intereses de los capitalistas y del imperialismo.

En ese contexto, las simpatías que despertó el triunfo de Evo Morales en nuestro país, fortalecen las posibilidades de triunfo electoral para López Obrador, quien se muestra también como una variante progresista, antineoliberal y de oposición al PRI y al PAN.

EL CRECIMIENTO ELECTORAL DE AMLO

En un contexto marcado por la sumisión de Fox al gobierno norteamericano (expresada en la aceptación de la política contra los migrantes), de mayor militarización (Acapulco), de nuevos robos al bolsillo de los trabajadores y el pueblo (el aumento a las tarifas eléctricas y del gas) y de nuevos ataques a sus conquistas (seguridad social), se desarrollan las campañas hacia las elecciones presidenciales. Nuevas encuestas muestran que el PRD mantiene la ventaja respecto al PAN y al PRI; en tanto que el PAN, por ahora en segundo lugar, capitalizaría la aspiración de estabilidad por parte de las clases altas y sectores medios acomodados, en detrimento de un PRI sacudido por problemas internos y mermado en la adhesión de los sectores populares que fueron su base electoral tradicional.

Pero tras el ascenso del PRD hay fenómenos profundos que expresan que México no es totalmente ajeno a lo que sucede en el continente.

El hartazgo del pueblo trabajador y la desilusión con el «gobierno del cambio», motorizó, desde mediados del año 2003, importantes acciones y movilizaciones, como el paro del 31/8/2004, las movilizaciones en defensa de la industria eléctrica y de los trabajadores del Seguro Social contra la reforma a su Régimen de Jubilaciones y Pensiones. En marzo del 2005, un masivo movimiento democrático frenó el intento reaccionario de Fox, el PAN y el PRI por desaforar a López Obrador, que preparaba el terreno para un ataque al conjunto de los derechos democráticos. Estas movilizaciones indicaron un incipiente giro a izquierda entre los trabajadores, las capas medias y el conjunto del pueblo, en contra de la continuidad foxista de las políticas priistas.

La burguesía -con la complicidad de las direcciones de la CTM y la UNT- evitó que esas luchas se profundizaran, garantizando el tránsito al proceso electoral del 2006, para reforzar la estabilidad política y las instituciones del régimen.

Sin embargo, ese proceso de giro a izquierda, aunque no se exprese en acciones de lucha, continúa desarrollándose. El fortalecimiento de AMLO entre sectores de las masas es una importante expresión de esa gran desilusión con el resultado negativo de 6 años de alternancia y con el rol del PRI y el PAN. Amplios sectores obreros y campesinos están optando por apoyar electoralmente (y en los marcos de esta democracia burguesa), a una variante que consideran resolverá parte de sus demandas de cambio.

EL VERDADERO CARáCTER DE LA POlà TICA DE AMLO Y EL PRD

Sin embargo, hay que decir que el PRD, de llegar al gobierno, no resolverá las aspiraciones de quienes lo votarán. Su programa se limita a una serie de tibias medidas que no atacan las bases estructurales de la explotación ni de la subordinación al imperialismo norteamericano, imprescindible para resolver las demandas de tierra para los campesinos, empleo y salarios dignos para los trabajadores. Y es que el PRD, a pesar de su discurso reformista y «progresista», es un partido burgués que bajo una postura «responsable» y «moderada» garantiza los intereses de la clase dominante y por esa vía los compromisos con el imperialismo. En los últimos años vimos una creciente derechización del PRD, expresada en su rol como administrador de los negocios burgueses (como en la ciudad de México) y en el reclutamiento de connotados ex-priístas como Camacho Solís, Cota Montaño y Ebrard, profundizando su rol de sostén del régimen, que ya tenía bajo la dirección cardenista.

Aunque un futuro gobierno perredista realice gestos y discursos progresistas y otorgue incluso algunas concesiones a las masas, seguramente mantendrá lo esencial de las medidas requeridas por los capitalistas y de la subordinación al imperialismo.

Como planteamos antes, un gobierno del PRD gozaría de gran confianza entre los trabajadores y su popularidad le daría amplio margen para contener las aspiraciones populares, ante lo cual AMLO se postula desde hoy como garante de la estabilidad económica y política. Bajo esa perspectiva, su triunfo electoral es una opción potable para las transnacionales y la gran burguesía encabezada por Carlos Slim Helú en el camino de religitimar a la alternancia; como dijo el presidente de la Bolsa Mexicana de Valores, «los inversionistas no están preocupados» por su posible triunfo (La Jornada 8/12/2005).

Por ello, como planteamos en página 3, es incorrecta la ubicación de las direcciones de la UNT, el SME y sectores de la izquierda que llamarían a votar por AMLO, participando de las listas del PRD. La subordinación de los trabajadores a una dirección burguesa que no resolverá sus demandas, es una trampa y abandona una necesidad fundamental para una posición clasista: propugnar la independencia de clase respecto al PRD, explicando que la clase dominante busca desviar el descontento hacia el voto a algunos de los tres partidos burgueses.

LAS REPERCUSIONES DE «LA OTRA CAMPAÑA»

Que México comienza a ponerse a tono con las tendencias en América Latina se ve también en la repercusión de «la otra campaña». Aunque todavía no dio paso a un plan de movilización que apunte a cuestionar la trampa electoral del 2006, la participación popular en los actos encabezados por el «Delegado Zero» y la cantidad de organizaciones campesinas, indígenas y obreras que acuden a los encuentros con Marcos indica que son miles los que desconfían del PRD y apoyan activamente al EZLN, que se presenta como la izquierda de los partidos institucionales.

Este apoyo a «la otra campaña» alimenta temores en la clase política, concientes de que ésta podría, en caso de contar con una política correcta y combinar su acción con los sindicatos combativos y democráticos (como el SME), desarrollarse en una perspectiva de movilización; ya que eso abriría mayor polarización política y cuestionamiento a la alternancia (lo cual podría fortalecer el abstencionismo en detrimento del PRD), en la antesala misma de la elección del 2 de julio.

UNA POlà TICA DE INDEPENDENCIA DE CLASE

Es necesario retomar y desarrollar las tendencias progresivas expresadas en las luchas dadas desde el 2003, para que México se ponga a tono con las luchas de otros países de América Latina. Para ello es fundamental la independencia política de los trabajadores y que sus organizaciones sindicales (como el SME o la UNT) rompan la subordinación al PRD (y en el caso de la CTM, al PRI). Hay que confiar sólo en nuestras fuerzas, impulsando la movilización obrera, campesina y popular, desarrollando un pliego único de demandas que luche contra el alza de tarifas y la privatización de los energéticos, que enfrente la entrega al imperialismo y el ataque contra la seguridad social, junto a las demandas de los campesinos e indígenas, como planteamos en el artículo sobre el 3° Diálogo Nacional.

Ante las elecciones, desde la Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contracorriente proponemos la necesidad de que las organizaciones obreras y de izquierda intervengamos con una candidatura obrera sin registro.

Esta lucha la impulsamos al mismo tiempo que decimos que no hay salida para las demandas de la clase obrera y los campesinos pobres bajo las propuestas de humanizar al capitalismo y renegociar la relación con el imperialismo (como plantea el PRD). Mientras un puñado de capitalistas nativos y extranjeros sigan dominando todos los ámbitos de la economía, como la industria y la banca, continuará la explotación y la miseria para las masas, que sólo se acabará a partir de atacar la propiedad privada y la dominación imperialista e imponer un gobierno de los trabajadores y los campesinos pobres. Y para esto hay que construir un partido revolucionario de la clase trabajadora, que luche por una salida de fondo, socialista, dando así una respuesta íntegra y definitiva a las demandas obreras y populares.

  • TAGS
Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)