FT-CI

Marcha y represión en Santiago

A 36 años del golpe militar antiobrero en Chile

19/09/2009

El domingo 13 de septiembre, alrededor de 4.000 personas se congregaron en la Alameda –la principal avenida del centro de Santiago- para marchar hacia el Cementerio General, en memoria de los detenidos desaparecidos y los ejecutados políticos de la dictadura pinochetista. La presencia fue, ante todo, de organizaciones políticas de izquierda y de organismos de derechos humanos.

En comparación con años anteriores, la convocatoria fue menor: el clima represivo que vienen instalando el gobierno “socialista” de Bachelet y la derecha contribuyó a esa disminución. Durante las últimas semanas los estudiantes universitarios vienen soportando el cierre de las universidades y violentas irrupciones de la policía; y el pueblo mapuche –que lucha por la recuperación de sus tierras y territorios–, es permanentemente criminalizado a través de los medios, todo esto luego del asesinato por la espalda –a manos de un policía- del luchador mapuche Jaime Mendoza Collío, el cuarto muerto por motivos políticos bajo el gobierno “progresista” de Michelle Bachelet. Algunos dirigentes sindicales, acusados de participar en “atentados” están sufriendo allanamientos a sus casas. Y preparando represiones futuras, el gobierno y la derecha acaban de aprobar una ley contra las manifestaciones públicas, que sancionará con cárcel y multas a quienes las convoquen, en caso de que haya destrozos. La derecha, haciéndole honor a su tradición pinochetista, presiona para fortalecer la represión. Para este 11, plantearon que había que implementar el “toque de queda”, según ellos, para prevenir el “vandalismo”.

Sin embargo, para la marcha del 13, el gobierno procuró no “excederse” con la represión. Las elecciones presidenciales y parlamentarias que serán en diciembre, sin duda, incidieron en esta decisión. Primero, porque aparecer como un gobierno represor, podría acarrearle costos electorales a su candidato presidencial, el democratacristiano Eduardo Frei. Segundo, porque no hay que perder de vista que la Concertación –el conglomerado oficialista, compuesto por el PS, la DC, el PPD y el PRSD- atraviesa un proceso de desgaste, lo que la ha conducido a pactar con el Partido Comunista listas parlamentarias comunes, a cambio de que éste vote por su candidato presidencial en la segunda vuelta que todos los sectores vislumbran como probable. El Partido Comunista, como cada año, estuvo presente en la marcha. ¿Iban a generar la indignación de su aliado? Por ello, a diferencia de años anteriores, el PC pudo organizar, en las afueras del Cementerio General, en avenida La Paz, el acto oficial. Siempre este acto quedaba relegado a un pequeño espacio dentro del cementerio. La policía concentró la represión sobre algunas organizaciones de menor tamaño y sobre los jóvenes. Así, el saldo de detenidos llegó a las 17 personas, y la Intendencia metropolitana, sacando cuentas alegres de la jornada, señaló que esta vez la “violencia había sido menor”.

El rechazo al golpe en Honduras

Una cuestión que estuvo ausente de la jornada, fue el repudio al golpe de estado en Honduras. El imperialismo norteamericano, en decadencia, necesita de gobiernos serviles en Latinoamérica, y por ello, ha legitimado a los golpistas hondureños impulsando el pacto de San José, el que –además de reconocer a los golpistas como un “interlocutor válido”- si bien plantea un retorno de Zelaya, asegura que no se realice la Asamblea Constituyente que era repudiada por los sectores más proclives a la égida imperialista, y también la impunidad de los golpistas a través de la amnistía. La represión de los militares ya ha dejado decenas de muertos, y las mujeres en lucha están padeciendo violaciones y humillaciones de todo tipo. El pueblo hondureño, sin embargo, con fuerzas, mantiene su resistencia. Este proceso, y la instalación de tropas yanquis en siete bases colombianas, nos recuerdan que el imperialismo, para defender sus intereses, no trepidará a la hora de aplicar métodos violentos para defender sus intereses. Tal como lo hizo en Chile hace 36 años, de la mano de los patrones nacionales, su policía y sus fuerzas armadas.

Clase contra Clase, al igual que el conjunto de organizaciones que integramos la Fracción Trotskista - Cuarta Internacional, viene realizando una fuerte campaña de rechazo al golpe en Honduras. En esta marcha, a 36 años del golpe en Chile, no podíamos silenciar esta salida reaccionaria de la patronal. Nuestros gritos internacionalistas se hicieron sentir con fuerzas en el trayecto de tres horas de la Alameda al Cementerio General. Junto a las compañeras de la agrupación de mujeres Pan y Rosas - Teresa Flores y a los compañeros de la corriente de estudiantes marxistas Las Armas de la Crítica, enronquecimos nuestras gargantas con las consignas: “En Honduras, patrones y curas, son los que sostienen esa dictadura”; “si se puede, si se puede, con huelgas y piquetes los golpistas retroceden”. Al finalizar la marcha, en el memorial de los detenidos desaparecidos, en un pequeño acto, manifestamos nuestro más profundo rechazo al golpe y a las elecciones de los golpistas, y llamamos a la CUT –la principal multisindical en Chile- a impulsar fuertes movilizaciones en solidaridad con el pueblo hondureño.

Juicio y castigo a los represores de ayer y hoy

Recientemente se hizo público que el ejército mantenía contratados “a honorarios” a miembros de la DINA, uno de los organismos de inteligencia de la dictadura. El gobierno bacheletista planteó que había que actuar bajo el principio de “presunción de inocencia” y de esa forma, justificó que estos represores se mantengan trabajando en el ejército. La derecha apoyó al gobierno. Luego del repudio que generó esta decisión, al interior de las propias filas concertacionistas, el gobierno se vio obligado a presionar al ejército para que los represores sean despedidos de sus trabajos… ¡Pero seguirán en la calle y con buenos sueldos! Y peor aun, el debate que abrió la iglesia, de indultar a algunos de estos genocidas que han sido encarcelados, se mantiene abierto. Todo esto lo presentan como avances hacia una “reconciliación nacional”. Los gobiernos concertacionistas, si bien han encarcelado a algunos “casos emblemáticos”, han mantenido en la impunidad a la mayoría de los agentes de la dictadura. Incluso Pinochet murió en la completa impunidad. La pose “allendista” que hizo Bachelet el 11 de septiembre, citando palabras del presidente de la UP, no tapan el hecho de que ha mantenido –al igual que sus predecesores concertacionistas- libres a la mayoría de los milicos genocidas.

Por ello, Clase contra Clase, junto a otras organizaciones y asistentes a la marcha, gritó con fuerzas: “No olvidamos, tampoco perdonamos, y aunque se haya muerto, no nos reconciliamos”. En el acto que realizamos al concluir la jornada, llamamos a luchar por la más amplia movilización hasta enjuiciar y castigar con cárcel a los represores de ayer y hoy. Esta pelea es parte de la lucha por acabar con toda la obra pinochetista, con la privatización de los recursos naturales y los servicios básicos; con la prohibición de los dirigentes sindicales para optar a cargos parlamentarios, con el antidemocrático sistema binominal. Como organización, no dejamos de pronunciarnos por estas cuestiones. Y llamamos también a impulsar una fuerte campaña contra la represión. Una política obrera independiente

Cada 11 de septiembre, transversalmente, los políticos de la clase patronal, llaman a no repetir los “errores del pasado” y a evitar la “polarización política” que según ellos habría acarreado el golpe. En base a eso plantean la necesidad de la “reconciliación nacional”. Todo esto mientras mantienen en la miseria a millones de trabajadores, como están haciendo ahora con la crisis, con despidos y aumentando los niveles de explotación en cada lugar de trabajo.

La herencia pinochetista vive en la realidad de cada día. Nuestro llamado es a recuperar la tradición de los cordones industriales, que en 1972, surgieron cuestionando la propiedad y el poder de los capitalistas, demostrando que la clase obrera puede ofrecer a los oprimidos una sociedad liberada de la opresión y la miseria. Para esta lucha, es necesario levantar un partido de trabajadores que pelee por una estrategia independiente de toda variante patronal, no depositando ninguna confianza en los políticos patronales, aunque se vistan de progresistas, como hace el PC con el democratacristiano Frei.

  • TAGS
Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)