WEB   |   FACEBOOK   |   TVPTS

 
Brasil: Incendio en Santa Maria: otra tragedia fruto de la ganancia capitalista
por : LER-QI, Brasil

29 Jan 2013 | Con mucha tristeza y bronca, recibimos la noticia de que en la madrugada de este domingo, 27 de enero, cerca de 245 jóvenes murieron y 110 quedaron heridos luego de un incendio en una casa nocturna en la ciudad de Santa Maria en Rio Grande do Sul.

Con mucha tristeza y bronca, recibimos la noticia de que en la madrugada de este domingo, 27 de enero, cerca de 245 jóvenes murieron y 110 quedaron heridos luego de un incendio en una casa nocturna en la ciudad de Santa Maria en Rio Grande do Sul. Muchas de las víctimas son estudiantes de la Universidad Federal de Santa Maria (UFSM) y de otras universidades de la ciudad. Otro caso que evidencia la miseria que el capitalismo y su insaciable encono por el lucro pueden ofrecer a los jóvenes. Los hechos y los relatos de los testigos no dejan la menor duda de que esa tragedia podría haber sido fácilmente evitada si hubiesen sido adoptados los mínimos criterios de seguridad. Casi la totalidad de las muertes fueron causadas por asfixia o por el pisoteo y no por quemaduras, lo que según el análisis de técnicos, significa que las personas murieron porque fueron impedidas de salir a tiempo del local.

El relato de los testigos que estaban en el local durante el incendio y sobrevivieron muestra hasta qué punto puede llegar la barbarie capitalista. Según ellos, cuando el fuego empezó a esparcirse y las personas empezaron a correr, el personal de seguridad de la casa cerró la salida ¡para impedir que las personas se fueran del bar sin pagar y garantizar la ganancia de la noche! ¡Un absurdo que no puede quedar impune!

El boliche Kiss tenía capacidad para cerca de 2000 personas, cantidad cercana a la de los presentes al momento del incendio, y tenía solo una puerta de salida. Con esa estructura es imposible explicar cómo la casa, que era una de las más tradicionales y conocidas de la ciudad de Santa Maria (que tiene menos de 300.000 habitantes) logró obtener el permiso de funcionamiento, que entre otras cosas, requiere un “plan de prevención de combate al incendio”. Aún así, ese permiso estaba vencido desde agosto del año pasado.

Todos sabemos que no solo los boliches, sino también fábricas, escuelas y hospitales, sean públicos o privados, funcionan en pésimas condiciones de seguridad y acceso y que están expuestas a este tipo de tragedias en cualquier momento. En todas las ciudades del país, los órganos de fiscalización actúan según los intereses de los alcaldes y concejales que usan los permisos como moneda de cambio para obtener el apoyo de empresarios durante las elecciones. Por eso no podemos aceptar las condolencias de señores como el alcalde de Santa Maria, Cezar Schirmer (PMDB) y del gobernador de Rio Grande do Sul, Tarso Genro (PT). Son responsables y deben ser castigados. Desde que tomo la posición, hace muchos años, de no solo capitular ante el Estado de la burguesía, sino gobernarlo directamente en alianza con partidos nacidos y criados bajo las alas del coronelismo [1] como el PMDB, el PT asumió como propio el mismo trato que la burguesía carga desde su formación en el ingenio, en las casas de los esclavos y en los barcos negreros: ¡tratar la vida de los trabajadores y del pueblo pobre brasilero como mercadería desechable al servicio de sus intereses y ganancias! Basta de la hipocresía de Dilma y Lula que a cada tragedia anunciada, como los deslizamientos que todos los años ocurren en la región serrana de Rio de Janeiro y en las periferias de todo el país, aparecen para dar falsas declaraciones de solidaridad cuando en la práctica su gobierno es responsable directo por las pésimas condiciones de seguridad sea en las viviendas, en el trabajo o en los lugares de esparcimiento. Cancelan sus viajes y llaman a la prensa para llorar “lágrimas de cocodrilo” ante las cámaras mientras las familias se quedan con todo el dolor y la tristeza. No se hace nada hasta la próxima tragedia y las escenas demagógicas se repiten. ¡Abajo la impunidad reinante en todos los casos de catástrofes contra nuestra clase!
¡Debemos exigir la inmediata investigación y castigo de todos los responsables! ¡Por la formación de una comisión de averiguación independiente de la alcaldía y del gobierno del Estado encabezada por sindicatos, asociaciones vecinales, de derechos humanos, comisión de familiares de los muertos y heridos, con toda libertad y garantías democráticas (acceso a las demandas, pericias, testimonios, permisos, documentos y trámites de los órganos de la alcaldía y de defensa civil)! ¡Inmediata destitución de los secretarios municipales responsables, de los dirigentes de los órganos de fiscalización y del alcalde Cezar Schirmer! Castigo a los dueños del boliche!

Exigimos también la elaboración e implementación de un plan de obras públicas para readecuar los edificios públicos y privados a las condiciones de seguridad establecidas por trabajadores y usuarios y la expropiación de las empresas y propietarios que no cumplen dichas condiciones!
¡Expresamos toda nuestra solidaridad a los familiares y amigos de las víctimas! ¡Transformemos nuestra bronca e indignación en combustible para luchar contra esa estructura social asesina, pongámosle fin a esta secuencia de tragedias anunciadas!

 

Suscríbase a nuestra gacetilla electrónica
Online | www.ft-ci.org


Organizaciones de la FT-CI
La Fracción Trotskista-Cuarta Internacional está conformada por el PTS (Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, el MTS (Movimiento de Trabajadores Socialistas) de México, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, MRT (Movimento Revolucionário de Trabalhadores) de Brasil, PTR-CcC (Partido de Trabajadores Revolucionarios) de Chile, LTS (Liga de Trabajadores por el Socialismo) de Venezuela, LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, militantes de la FT en Uruguay, Clase Contra Clase del Estado Español, Grupo RIO, de Alemania y Militantes de la FT en la CCR/Plataforma 3 del NPA de Francia.

Para contactarse con nosotros, hágalo a: contacto@ft-ci.org