FT-CI

Uruguay: Nuevamente sobre la legalización de la marihuana

13/03/2014

Desde nuestro grupo hemos venido expresando en más de una oportunidad nuestra opinión acerca de la ley que legaliza la venta, distribución y producción de marihuana sancionada recientemente en el Uruguay a instancias del Frente Amplio.

Hoy nos parece importante retomar el tema dado los distintos pronunciamientos habidos desde distintos sectores de la izquierda (como la Juventud del 26 de Marzo), pero en especial por el artículo publicado en Prensa Obrera N° 1301 de Argentina del 30 de enero de 2014 por Lucía Siola y Nicolás Marrero, ambos militantes del grupo La Clase y simpatizantes de la corriente internacional impulsada por el PO, la CRCI.
Pretendemos aquí polemizar con planteos allí expresados.

Acordamos con lo expresado por sus autores sobre que la legalización se da en un contexto de una mayor represión y control hacia los jóvenes, en especial de los sectores pobres (mega-operativos, criminalización de la pobreza, de la juventud y también de la protesta social, gatillo fácil contra los jóvenes “con gorrita”, la situación de los presos en condiciones infrahumanas, etc.). Esta medida, para nosotros progresiva, es parte de un conjunto de acciones que el FA viene llevando delante de control social y represión como forma de enfrentar las terribles consecuencias sociales y económicas que acarrean el capitalismo, de las que el Frente Amplio es continuador.

Como ellos plantean esta ley no terminará con el narcotráfico ya que ello significaría atacar a poderosos grupos económicos que actúan nacional e internacionalmente en conjunción con políticos y fuerzas represivas; cuestión que el FA nunca hará.
Así también coincidimos con que con esta medida el gobierno intenta prestigiarse y de paso hacer negocios con la marihuana en sintonía con la propuesta de Soros, Monsanto y distintas multinacionales. Sabido es que la legalización de la producción y cultivo son oportunidades de grandes negocios en momentos de crisis económica mundial y el gobierno uruguayo pretende con esta medida aprovechar esta situación internacional

La clase política uruguaya, desde José Batlle y Ordoñez a esta parte, ha intentado posar de avanzada y progresista apelando a medidas que aunque justas (divorcio, voto de la mujer, aborto, matrimonio igualitario, etc.) tienen el objetivo de ganarse a las clases medias y esconder la desigualdad de clase, recreando la ilusión de una supuesta igualdad social a partir de un excepcional sistema democrático (la Suiza de América). Este mito, repetido hasta el cansancio incluso por el Frente Amplio, oculta su sumisión al imperialismo y sus socios locales.

Sin embargo, no podemos menos que alarmarnos por los conceptos vertidos por los compañeros, y que se encuentran en sintonía con las posiciones de su corriente internacional, el Partido Obrero y la CRCI. Una corriente que se reivindica trotskista debería al menos preocuparse si sus posiciones sobre las libertades y derechos democráticos coinciden con las funestas posiciones tradicionales del estalinismo (y del maoísmo, castrismo y grupos populistas). Sin ir más lejos, la juventud del 26 de Marzo (integrante de Asamblea Popular) tiene posiciones muy parecidas; las que a su vez coindicen con la postura de la Iglesia o la derecha tradicional expresada por el diario El País o El Observador.

Los compañeros del PT expresan:
“…la legalización de la marihuana es una herramienta para embrutecer a la juventud y a la clase obrera uruguaya”… La “liberalización” de la marihuana busca servir a la contención política de la juventud explotada mediante el embrutecimiento social…. opera como un mecanismo para reforzar la opresión capitalista sobre los explotados..”

Aún asumiendo que esto fuera así, parece que los compañeros no encuentran más solución que la prohibición. Se acercan así peligrosamente al autoritarismo del Estado (o cualquier otra autoridad) que se arroga el derecho de meterse en los actos privados, a manejar nuestros cuerpos, nuestros gustos y nuestra vida y decidir sobre nuestro uso del tiempo libre o la recreación.

Ese análisis no es marxista sino pura ideología reaccionaria que toma lo construido social y culturalmente como algo dado y natural; como perteneciente de manera inmanente al orden “eterno” de las cosas. La prohibición de la marihuana tiene menos de 100 años mientras que hay registros de que se consume desde hace miles de años de manera recreativa o como parte de rituales. Con esta lógica parece que se debería prohibir también por ejemplo el consumo de alcohol, pero siendo consecuentes también se debería prohibir internet, mirar televisión, ir a un baile, jugar a un video juego, etc. todas cosas también pasibles de ser consideradas “alienantes” o embrutecedoras. Para los autores de la nota de Prensa Obrera “consumir drogas no responde a la decisión libre individual sino a las condiciones impuestas (por el capitalismo)”; pero para los marxistas revolucionarios este condicionamiento (que es extensible casi a cualquier acción humana que se da en el marco del capitalismo) no debe llevar a promover el recorte de las libertades individuales y a avalar la acción represiva y policiaca (porque los compañeros parecen “olvidar” que eso es lo que trae la prohibición), sino que por el contrario debe ser un argumento para luchar por ampliar las libertades personales de manera inseparable de la lucha contra la opresión económica social y cultural del capitalismo.

Los compañeros livianamente dicen que el consumo en Uruguay es legal desde hace años, y de esta manera se desentienden (y desprecian) las “dificultades” que un joven debe sortear para conseguir unos porros si tiene ganas de divertirse un rato, de que este simple hecho lo deja en la “ilegalidad” y por lo tanto más vulnerable al accionar de las fuerzas represivas y el autoritarismo estatal (¿ o se olvidan que es la propia policía la que en ocasiones le “planta” la droga para criminalizar o para ser tratado de delincuente?, máxime cuando además de joven se es pobre).

No desconocemos la existencia de consumos problemáticos o adicciones, de los que los sectores pobres son de las principales víctimas (y por ello también es necesario exigir programas de salud adecuados y gratuitos), pero no se puede igualar estas situaciones con el consumo recreativo, sino nos estamos haciendo eco de posiciones retrógradas impulsadas por los sectores más conservadores.
Sin desconocer entonces las grandes limitaciones de la ley ya planteadas, entendemos que es progresiva. La oposición a ella, desde posiciones cercanas a la derecha tradicional, constituye a nuestro juicio un grave error basado en argumentos prejuiciosos que menosprecian la lucha de muchos jóvenes por ampliar las libertades individuales, horizonte por el que peleamos los marxistas revolucionarios.

Llamamos a los compañeros, con quienes compartimos distintos espacios de lucha en Montevideo, a que reflexionen sobre esta peligrosa postura

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • EDITORIAL

    PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • EDITORIAL

    LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)