FT-CI

Brasil: Construir un gran partido obrero independente

Ni "refundar" el PT ni recoger las migajas que caen de la mesa de la crisis petista

03/10/2005 Palavra Operaria N°19 (LER-QI)

En medio de la crisis que atravesó al gobierno y al régimen y devastó al PT, exponiendo abiertamente el mega-esquema de corrupción articulado por ese partido en el gobierno del Estado capitalista, pero que viene de larga data y del cual se beneficiaron todos los partidos do régimen; las elecciones internas del PT - PED (proceso de elecciones directas) - ganaron proyección nacional, con un lugar destacado en los principales medios de la prensa burguesa.

Muchos elementos distinguen estas elecciones de las anteriores, de los cuales destacaremos dos. El primero es el crecimiento de la votación a la izquierda petista, en sus distintas corrientes, como expresión del rechazo de un amplio sector a la actual dirección del partido. El segundo es el de como, a pesar de todo, el PT e inclusive el llamado "Campo Mayoritario" siguen teniendo gran influencia, como lo demuestra el crecimento en cerca de un 36 % en el número de afiliados que votaron en estas elecciones en comparación con las anteriores, en el año 2001, de los cuales más de 40% votaron por la lista del "Campo Mayoritario", con peso aún mayor en las regiones de gran concentración obrera que fueran la cuna del PT, como el ABC (cordón industrial de San Pablo. Nota de T).

Este proceso demuestra que lejos de estar muertos, el PT y su dirección, sobre todo por medio de la dirección de la CUT y de sus sindicatos, todavía cuentan con una gran influencia en el movimiento obrero, que debe ser combatida por cualquier organización obrera seria. Y que, al mismo tiempo, la experiencia acelerada de los trabajadores con su dirección histórica abre grandes espacios para llevar adelante esta pelea.

Las contradicciones de la "refundación" del PT a manos de la izquierda petista

En este momento, las corrientes de la izquierda petista, muchas de las cuales venían anunciando una posible ruptura después de las elecciones internas, se ven seducidas por una supuesta oportunidad de "refundar" el partido a partir de la nueva correlación de fuerzas interna. El hecho de que, por primera vez en la historia del PT, haya segunda vuelta en las elecciones internas - lo que se combina con que aunque gane la presidencia del partido, el "Campo Mayoritario" no tendrá más la mayoría absoluta en la dirección nacional - actúa como un gran elemento de contención de las corrientes de la izquierda del PT.

Pero los estrechos límites de una "refundación" del PT por medio de un mayor peso de la izquierda se ven patentes en las posiciones de los candidatos de la llamada izquierda. Maria do Rosário, por ejemplo, representante de un sector históricamente aliado al "Campo Mayoritario", que lanzó una lista propia como expresión de la crisis en que está inmerso el PT, pone como pre condición, para apoyar en la segunda vuelta a la lista encabezarán Raul Pont o Valter Pomar, el apoyo irrestricto a Lula y al proyecto de reelección en el 2006. Las chances de que su condición sea aceptada son grandes, ya que los dos candidatos son parte de corrientes que no sólo apoyan sino que tienen ministros en este gobierno que ataca los derechos de los trabajadores para favorecer a los grandes capitalistas y los privilegios de una casta burocrática. La lista de Plínio de Arruda Sampaio, que es apoyada por la corriente Ação Popular Socialista y tiene una posición más ambigua, tendrá probablemente que decidir entonces, como corriente electoralista que es, entre someterse a ese acuerdo o romper a tiempo para lanzar sus candidatos con otra lista, ya que el plazo para anotar listas termina antes de la segunda vuelta de las internas.

Breve balance del PT

Esa adaptación de las corrientes de la izquierda petista no es un fenómeno nuevo ni azaroso. Desde los orígenes del PT ninguna de esas corrientes luchó para que los trabajadores que habían protagonizado las grandes huelgas del final de la década de 1970 y comienzos de la del ’80 y que construyeron este partido, fuesen quienes decidieran los rumbos del partido. De esta forma, los sectores de la iglesia, de la burocracia sindical, de intelectuales y políticos pequeño-burgueses y oportunistas, hegemonizaron el PT, llevando su política cada vez más a la derecha. La izquierda petista, que en esa época incluía a las corrientes que dieron origen al PSTU y al PSOL, para poder continuar usando la bandera del PT para construirse, permitió que los trabajadores tuviesen cada vez menos voz dentro del partido, reproduciendo la división impuesta por el capitalismo, según la cual se relega a los trabajadores a la mera actividad sindical, mientras que los "políticos profesionales" deciden todo en su lugar. Leyendo los documentos de los congresos del PT es fácil demostrar como en cada nuevo congreso iba disminuyendo el peso de los trabajadores de base, al mismo tiempo que abundaban los intelectuales, políticos pequeño-burgueses, etc.

De este modo el PT, con la connivencia y responsabilidad de la izquierda, fue imponiendo derrota tras derrota a los trabajadores, funcionando en la dirección de la CUT, como una fuerte herramienta de contención y desmoralización de los trabajadores, mientras la casta de políticos oportunistas acumulaba privilegios, muchos de ellos inclusive habiéndose enriquecido y convertido en dueños de empresas, como es el caso de Gushiken, ex-bancario y hoy dueño de empresas y administrador de los milionarios fondos de pensión que alimentan el esquema de corrupción en el gobierno. Como discutimos en otro artículo de esta edición de Palavra Operária, esa división entre economía y política reproducida en el PT y en la CUT fue fundamental para que la fuerza del ascenso que marcó los años ’80s no pudiese ser canalizada para imponer que la derrota de la dictadura militar diera lugar a un proceso de Asamblea Constituyente libre y soberana, donde los trabajadores en lucha pudiesen decidir qué tipo de régimen se establecería en el país. Al contrario, la CUT, fundada en 1983, ya después de la entrada de las corrientes de izquierda, algunas de las cuales inclusive se proclamaban "trotskistas", fue la garante de que las grandes huelgas de aquellos años se limitasen a la lucha económica reformista y dejando al socialismo como una bandera solamente para los días de fiesta, mientras que los "políticos" petistas permitían que la "transición a la democracia" fuese lo más pacífica posible y no afectase en nada los interesses estratégicos de los capitalistas, dando origen al régimen podrido que hoy expone sus víseras abiertamente. Esas corrientes se fueron adaptando a este régimen, estando a la cabeza de municipios y gobiernos que atacaban a los trabajadores y hasta llegaron al colmo de tener ministros en el gobierno capitalista de Lula.

Por lo tanto, las corrientes de izquierda que hoy se proclamam la salvación del PT, o fueron cómplices o bien directamente agentes de la transformación de ese partido en sustento de este régimen cuya corrupción es su método de funcionamiento regular. El aumento del peso de esas correntes hoy a través de las elecciones internas, no pasa de ser, así, más que una artimaña para dar nueva credibilidad a ese inmenso obstáculo para la clase trabajadora brasileña que es el PT, permitiendo que éste, como defienden incluso los sectores más "lúcidos" de la burguesía, pueda continuar cumpliendo su papel de contención de la insatisfacción de los trabajadores y el pueblo, fortaleciendo la estabilidad de esta falsa democracia.

La política de la izquierda antigubernamental y la necesidad de un partido obrero independente

Frente a la grave crisis en que se encuentra el PT y la necesidad de dar una respuesta a los millones de trabajadores que se desilusionan con el que considerabam su partido, la política de las principales corrientes antigubernamentales - PSTU y PSOL - es totalmente impotente.

El PSOL sólo piensa en cuántos parlamentarioos de la izquierda petista (los mismos oportunistas que citamos anteriormente) puede atraer, mediante todo tipo de concesiones, para su recién legalizado partido, apodado por ellos mismos como "un paraguas para toda la izquierda", y en cuántos votos sacará Heloísa Helena en las elecciones del 2006, para así poder ocupar más lugares en el parlamento.

El PSTU, por su parte, lanza un ultimátum a las masas: "El PT murió. Construyan el PSTU!", en una política autoproclamatoria que, en tanto que el nivel de conciencia de los trabajadores que están haciendo su experiencia con el PT no está para que se lancen a construir "un partido socialista y revolucionário", mucho menos uno con tan poco peso como el PSTU, sigue con su crecimiento evolutivo, marcado por zig-zags y crisis internas permanentes, dejando a las masas petistas libradas a su propia suerte y a merced de la influencia de los partidos burgueses que atribuyen la degeneración del PT a la "concepción bolchevique", como forma de minar a influencia que saben que los revolucionarios pueden ganar en ese proceso.

De la misma manera en que esas corrientes pasaron años adentro del PT sin luchar contra su dirección para que fuesen los trabajadores los que dirigiesen el partido y nunca hicieron un balance de eso, hoy se niegan a combatir a esa misma dirección y a levantar una política que sirva para atraer a las grandes masas, para poder destruir los cimientos donde esa dirección se sustenta.

La burguesía, de conjunto, se aprovecha de la crisis que atraviesan el PT y la burocracia sindical para lanzar una campaña brutal en pos de lograr que los trabajadores y las masas, que repudian estos escándalos protagonizados por sus viejas direcciones, dejen de creer en la posibilidad de construcción de un partido verdaderamente suyo. La burguesía quiere que las masas vuelvan a los tiempos de la dictadura, cuando no confiaban en sus propias furzas y se dejaban dirigir por los burgueses y pequeño-burgueses del MDB. Dar pasos para construir un partido obrero independiente, hoy, significará responder positivamente a esta trampa del PSDB-PFL y cía., rompiendo los lazos que el PT todavía mantiene con las masas y haciéndolas avanzar en concluir la experiencia de independencia de clase iniciada a comienzos de los años 80’s.

Es necesario superar la mezquindad de objetivos que caracteriza a las direcciones de esos dos partidos, de ganar media docena de diputados y "engordar" sus corrientes. Es preciso dar respuesta a las amplias masas, luchar para arrancarlas de la influencia nefasta del petismo, sacando las lecciones de la experiencia del PT. La principal de estas leciones es que es imposible luchar incondicionalmente por los intereses de los trabajadores a través de la conciliación con sectores de la burguesía. Otra es que un partido de trabajadores tiene que ser dirigido por los propios trabajadores y no por políticos pequeño-burgueses y oportunistas. Que tener más diputados y ganar elecciones en esta democracia sólo para ricos no resuelve los graves problemas de la vida de los trabajadores.

Es por eso que defendemos que por la vía de recuperar los sindicatos y otras organizaciones obreras para una política clasista, expulsando a la burocracia, debemos impulsar, a partir de esas organizaciones, la construcción de un gran partido obrero, independiente del gobierno, de los patrones y de la burocracia sindical. Un partido dirigido totalmente por los propios trabajadores, a través de sus organizaciones y con los métodos de la más amplia democracia y libertad de tendencias del movimiento obrero. La construcción de ese partido será un gran paso para que los trabajadores saquen las conclusiones correctas de la traición petista, y empiecen a confiar en sus propias fuerzas y avancen, a través de su propia experiencia, en comprender que para acabar con la miseria y la explotación a la que están sometidos es necesario destruir al capitalismo y al Estado burgués, lo que a su vez demanda la construcción de un partido verdaderamente obrero y revolucionario.

Hoy, sin una táctica de ese tipo, que permita dar una salida de masas a la traición del PT por medio de la experiencia de los propios trabajadores de construir una herramienta política propia e independiente, superando la tradición de conciliación de clases, donde el PSTU, las corrientes del PSOL y nuestra pequeña corriente, responsable de la edición de este periódico, puedan ampliar enormemente su influencia sobre sectores amplios de la clase trabajadora a través del debate democrático de estrategias, hablar de construir un partido socialista y revolucionário no pasa de meras palabras al viento.

  • TAGS
Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • EDITORIAL

    PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • EDITORIAL

    LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)