FT-CI

Israel

Netanyahu y los republicanos desafían a Obama

04/03/2015

Netanyahu y los republicanos desafían a Obama

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu utilizó el escenario de la sesión conjunta del Congreso norteamericano para criticar duramente la política del presidente Obama hacia Irán. Netanyahu se alineó sin matices con los halcones republicanos, esperando que esto le dé la ventaja que necesita para ganar las elecciones del próximo 17 de marzo. La relación entre los gobiernos norteamericano e israelí pasa por su peor momento, aunque nadie cuestiona la alianza estratégica entre Estados Unidos y el Estado de Israel.

El desafio a la autoridad política de Obama fue por partida doble. Internamente, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, invitó a Netanyahu a dirigir unas palabras al Congreso sobre el acuerdo que el gobierno norteamericano está negociando con Irán, sin siquiera avisar a la Casa Blanca.

En el plano de la política exterior, Netanyahu aceptó el convite, rompiendo toda forma protocolar. Eligió aprovechar uno de los principales escenarios políticos del mundo, y jugar en la polarización entre republicanos y demócratas para sacar ventaja electoral y tratar de torcer el rumbo de la política exterior trazada por Obama para el Medio Oriente. Nada menos que en el mismo momento en que el Secretario de Estado John Kerry negocia en Suiza con el primer ministro iraní a contrarreloj para lograr un acuerdo marco antes del 24 de marzo, dentro del cual Irán podría proseguir desarrollando energía nuclear para uso civil.

La administración demócrata puso distancia física y política con el show montado por Netanyahu y los republicanos. A la misma hora, Obama decidió participar de una videoconferencia con Merkel, Hollande, Cameron, Renzi y otros líderes europeos para discutir la crisis en Ucrania. Y el vicepresidente Joe Biden se encontraba de gira por Guatemala.

El mensaje de Netanyahu no tuvo sorpresas. Palabras más o menos dijo que el acuerdo que negocian Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Rusia, China y Alemania (el llamado P5+1) con Teherán es la garantía para que el régimen iraní se haga de armamento nuclear. Y aconsejó a Estados Unidos no caer en la estupidez de considerar al régimen iraní como un amigo por compartir circunstancialmente el combate contra el Estado Islámico en Irak y Siria, recordándole que se trata de un estado “terrorista” que amenaza no solo a Israel y Norteamérica sino a todo el mundo -"voló el centro de la comunidad judía y la embajada israelí en Buenos Aires", dijo- y que representa la alianza entre el “islam militante y las armas nucleares”. Pero tras ser advertido en términos duros por funcionarios de la Casa Blanca, se contuvo de revelar detalles secretos que podrían poner en riesgo el trabajoso proceso de diálogo con Irán iniciado en 2013.

Como era de esperar, Netanyahu fue ovacionado varias veces por los congresistas republicanos, para quienes la causa de torpedear el acuerdo con Irán es el equivalente en política exterior a lo que fue su batalla contra la reforma del sistema de salud (llamada Obamacare) en la política doméstica.

Los demócratas no la pasaron bien. Se vieron obligados a optar entre su fuerte inclinación pro israelí y su lealtad al presidente Obama, arriesgándose a quedar del lado equivocado en un escenario polarizado y con claras connotaciones electorales. Unos 50 legisladores demócratas decidieron boicotear la sesión. Los que asistieron no se levantaron de sus bancas y pusieron su mejor cara de póker para pasar el mal trago.

Indudablemente, hay un fuerte componente electoral, tanto para los republicanos, que esperan volver a la Casa Blanca en 2016, como para el primer ministro israelí que busca su reelección. Netanyahu enfrenta una elección que se está complicando. Su partido, el derechista Likud que hasta hace algunos meses parecía el ganador seguro, ahora enfrenta el desafío de la lista Unidad Sionista, una alianza liberal entre el Partido Laborista y otras fuerzas de centro, que cuenta con las simpatías de Obama. Las preocupaciones de la población son los altos precios de los alquileres, el aumento del costo de vida y la creciente desigualdad social. En ese marco no es ninguna novedad que Netanyahu intente transformar las amenazas al estado de Israel en votos. Veremos si resulta esta vez.

¿Qué consecuencias tendrá esta ofensiva conjunta de la extrema derecha israelí y los halcones republicanos?
Hacia el acuerdo con Irán, probablemente ninguna, al menos bajo la actual presidencia norteamericana. La línea dura de Netanyahu puede sonar a música para los oídos de los halcones republicanos pero no es realista.

La negociación es la política de estado adoptada por la administración Obama, no por cuestiones ideológicas sino por puro realismo.
Obama parece haber llegado a la conclusión de que en la actual relación de fuerzas, lo mejor que puede conseguir es ganar el máximo tiempo posible -10, 15, 20 años- para retrasar el desarrollo nuclear de Irán y esperar que en ese lapso, se produzca un cambio de régimen en Irán, producto de las propias contradicciones que atraviesan esta moderna sociedad de casi 80 millones de personas.

Estados Unidos y sus aliados intentarán mantener el máximo control sobre el programa nuclear iraní, por la vía diplomática –con inspecciones periódicas- y presionando con el garrote de las sanciones económicas.

El régimen iraní se ha oxigenado con la llegada al gobierno del presidente “reformista” Hassan Rouhani, pero la situación interna sigue siendo precaria. La combinación de alto desempleo e inflación exacerba las consecuencias de las sanciones económicas y alimenta un descontento social que se cocina a fuego lento. El líder supremo Ali Khamenei mantiene una alianza pragmática con Rouhani, sin embargo, en caso de que el camino de la negociación fracase, resurgirán las divisiones y el ala dura del régimen tomará venganza. La línea dura de los republicanos y de la derecha israelí fortalece a este sector.

Contradictoriamente, el momento geopolítico parece ser oportuno para que Irán intente bajarle el precio a su salida del aislamiento internacional al que fue condenado durante los años del gobierno de Mahmud Ahmadinejad. Después de las convulsiones de la primavera árabe, Estados Unidos parece haber optado por una línea conservadora: hacer trabajar a sus aliados tradicionales y a sus enemigos para la estabilidad de la región. En este esquema, Irán que se ha transformado en una potencia regional, tiene una de las llaves de la estabilidad en Medio Oriente.

Está claro que Estados Unidos, después de las costosas y fallidas ocupaciones miliares de Irak y Afganistán y con el desafío de destruir al Estado Islámico en Irak y Siria, no está en condiciones de abrir otro frente de batalla en Irán. Es más, necesita la colaboración del régimen iraní para combatir al EI y lograr una mínima estabilización en Irak.

Dando a entender que podría salirse del libreto, Netanyahu mencionó distintos ejemplos históricos en los que Israel actuó en contra de la política norteamericana: la declaración del estado en 1948 por parte de David Ben-Gurion; la guerra preventiva de junio de 1967 contra Egipto y Siria (conocida como la Guerra de los Seis Días) contra la línea del entonces presidente L. Johnson; el bombardeo del reactor nuclear de Irak en 1981 bajo el gobierno de Menachem Begin al que se oponía Ronald Reagan; y la continuidad de la Operación Escudo Defensivo por parte de Ariel Sharon en 2002, a pesar de que George Bush había llamado públicamente a que la detuviera.

Pero no parece posible que Israel tome la decisión de actuar solo contra Irán. No presentó ninguna alternativa más que un discurso.

Evidentemente hay tensiones y crisis. Sin embargo, no hace falta aclarar que si bien la relación entre Obama y Netanyahu está pasando por su peor momento, como en los ejemplos históricos que puso el propio Netanyahu, no implica de ninguna manera que esté en cuestión la alianza estratégica entre Estados Unidos e Israel.

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • EDITORIAL

    PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • EDITORIAL

    LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)