FT-CI

Elecciones en Egipto marcadas por una masiva abstención

El triunfo de Al Sisi busca legitimar el golpe contra revolucionario

05/06/2014

El triunfo de Al Sisi busca legitimar el golpe contra revolucionario

La semana pasada se realizaron las elecciones presidenciales en Egipto, luego de meses de ofensiva contra revolucionaria por parte del Ejército y el gobierno Cívico Militar con represión y persecución (primero contra los partidarios de la Hermandad Musulmana y luego generalizada) para intentar barrer de las calles, a sangre y fuego, los ecos de la primavera árabe.

Con el 96% que lo dio por ganador, el ex jefe del Ejército Al Sisi busca mostrar al mundo la legitimidad del nuevo gobierno y que la abrumadora mayoría del pueblo egipcio apoya las medidas tomadas por el gobierno cívico militar. Como dijo en su primer discurso como nuevo presidente, la ofensiva contra revolucionaria luego del golpe contra Morsi “fue el resultado normal de los sacrificios de los egipcios, en las revoluciones del 25 de enero y del 30 de junio” y que “ahora es el tiempo para el trabajo” del nuevo gobierno y de traer estabilidad a Egipto. La amplia diferencia lograda es engañosa ya que del padrón total de votantes solo lo hizo el 46% (según los dudosos datos oficiales), por debajo de la participación mayor al 50% de las anteriores elecciones en las que ganó Morsi, y una importante parte de votos nulos o impugnados dejaron de ser computados luego del segundo día de votación. Incluso fue necesario extender la elección a un tercer día, la imposición de una multa a los empleados públicos que no votaran y otras medidas por el estilo para garantizar la presencia de los votantes.

Con la Hermandad Musulmana (HM) ilegalizada, la mayoría de la oposición perseguida o encarcelada y meses de campaña para ganar a un sector de la población contra el supuesto peligro terrorista y la amenaza de guerra civil en la que caería el país, se daba por descontado que la elección sería ganada por Al Sisi. Fracasó la apuesta a que una mayoría (superior al 55% de votantes del 2012) concurriera a votar como muestra del apoyo al gobierno. Se expresó una gran apatía por parte de amplios sectores, que vieron la elección como un simple referéndum de apoyo al ex Jefe del Ejército.

La polarización en la que se encuentra la sociedad egipcia luego de la represión e ilegalización a la HM, que no derivó en una pérdida de apoyo a este grupo, explica también por qué el candidato opositor (y único rival) Hamdín Sabbahi no pasara el 4%. Es que Sabbahi se negó a manifestarse en contra de las masacres y persecución contra los militantes de la HM.

El triunfo del jefe contra revolucionario es celebrado por el imperialismo

El nuevo Presidente fue saludado por los principales gobiernos imperialistas. Desde la Casa Blanca dijeron que esperan lograr “avanzar en nuestra asociación estratégica y los muchos intereses compartidos por los Estados Unidos y Egipto”. Por su parte la Unión Europea había garantizado con sus veedores la supuesta transparencia del acto electoral y manifestó que están dispuestos a trabajar “estrechamente” con el nuevo gobierno.

El cinismo de las principales potencias imperialistas no encuentra límite al tratar de mostrar a Al Sisi como un presidente electo democráticamente. Ya habían mirado hacia otro lado durante las brutales masacres a los HM y la represión de los últimos meses, llevada adelante por el gobierno Cívico Militar del cual el ex Jefe del Ejército era parte fundamental. Ahora muestran su apoyo a un gobierno que, esperan, pueda traer el orden a Egipto y la región y garantice los negocios de las multinacionales imperialistas.

Tanto el discurso triunfalista del gobierno egipcio como los saludos hipócritas del imperialismo buscan ocultar que las elecciones fueron garantizadas bajo la bota represiva del Ejército y que más allá del abultado número final, el gobierno de Al Sisi nace con el apoyo de menos de la mitad de la población egipcia y en el marco de una profunda polarización.

La participación electoral mostró que Al Sisi y el Ejército han ganado una importante base social mediante su discurso de la vuelta al orden y la estabilidad para terminar con las penurias económicas y las crisis políticas. Contó también con el apoyo de un amplio arco político que incluye un sector del movimiento Tamarod. Sin embargo sigue habiendo un amplio sector que se opone a las políticas llevadas adelante por el Ejército y la burguesía egipcia. Este sector no solo está compuesto por los partidarios de la HM como pretende mostrar Al Sisi, sino que también expresa el rechazo a la salida contra revolucionaria que, desde el golpe contra Morsi, busca consolidar la vuelta de un régimen como el de Mubarak.

El plan del nuevo gobierno que nace cuestionado por la amplia abstención

El nuevo gobierno con el general Al Sisi a la cabeza, buscará continuar el avance contra el proceso abierto por la primavera árabe y consolidar el clima reaccionario que se vive en la región (lejos de la continua revolución democrática que tratan de ver algunos grupos de izquierda como la LIT-CI, en especial luego del avance de Al Asad en la guerra civil Siria y la reciente elección que lo dio por ganador.

El gobierno tiene como salida a las penurias económicas el mantenimiento del estado de represión y autoritarismo, lo que puede abrir la puerta a diferentes fenómenos, ya que para una importante porción de los egipcios el gobierno nace sin legitimidad. Los últimos meses mostraron una creciente predisposición del movimiento obrero a salir a la lucha reclamando mejoras salariales y contra la persecución a activistas y dirigentes sindicales. Estas luchas fueron cesando en base a la promesa de que el nuevo gobierno se haría cargo de los reclamos de aumento de salario y mejoras laborales en sectores claves como el transporte urbano de pasajeros o las grandes empresas textiles estatales.

La apatía con la que es recibido el nuevo presidente por una gran mayoría (como expresó la abstención), sumado a que no está dicho que pueda dar respuesta a nuevos reclamos obreros, teniendo en cuenta su política neoliberal y la frágil situación económica que durante los últimos años solo trajo más ajuste y penuria para los trabajadores y sectores populares, abren un interrogante sobre la posibilidad de que se asiente el intento de restauración de un régimen similar al de Mubarak.

Por otro lado, en los últimos meses han crecido las acciones extremistas especialmente luego de la persecución e ilegalización de la HM que contenía a importantes sectores pobres de la ciudad y el campo. El estado policial que viven los simpatizantes de la HM sumado a las penurias económicas ha hecho crecer los atentados en lugares públicos por parte de los sectores más extremos ligados a la HM. De escalar puede hacer crecer la inestabilidad en el país.

No está dicho todavía que el nuevo gobierno de Al Sisi vaya a legitimar y asentar el avance contra revolucionario de los últimos meses, ni esta garantizada la posibilidad de una vuelta al régimen similar al de la época de Mubarak. El intento de imponer una salida económica neoliberal puede volver a poner a la orden del día las profundas demandas de la primavera árabe.

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • EDITORIAL

    PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • EDITORIAL

    LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)