FT-CI

Análisis y opinión - Diarios de México

24/11/2006

Mala leche del gobierno federal panista

Miguel Angel Velázquez, La Jornada

El asunto, por principio, es que el aumento al precio de la leche golpeará, sin la menor duda, a los hogares de las gente más necesitada de esta ciudad. Sí, pero en lo político el asunto es la mala leche de un gobierno de derecha que decidió proteger a un grupo de industriales y desprotegió a sus gobernados.

Para establecer con números cuál es el dolo con el que actuaron las autoridades de la empresa Liconsa, es decir, el gobierno de Fox y la decisión de Calderón, es necesario señalar que en la ciudad de México, más de 650 mil familias, es decir, por allí de los 2 millones de personas, si atendiéramos a núcleos familiares de tres, han visto dañada su ya muy maltrecha economía, a raíz de esa decisión.

Si estuviéramos hablando de un régimen con justicia social, en el que el salario de los gobernantes estuviera, por ejemplo, acorde con el de los que reciben salario; si las ganancias de la empresas financieras estuvieran en el desnivel justo, por decirlo de alguna manera, con quienes pagan sus servicios, tal vez se podría calificar el aumento de un factor necesario para la supervivencia de la empresa, pero eso, de ninguna manera es cierto.

La desigualdad que han traído consigo los regímenes neoliberales en México, nos muestran que el aumento, además de injusto, es inmoral. El argumento con el que la empresa decidió subir el precio de esa leche parece, como es, otra provocación a una sociedad que ha sido defraudada constantemente por los gobiernos de este corte.

Más datos para advertir la intención del gobierno de Fox, y del contento de Calderón cuando se ataca, a mansalva, es decir, sin correr ningún peligro, según ellos, a la población pobre. El INEGI reportó el 17 de este mismo mes que más de 3 millones de personas, en todo el país, trabajan sin recibir, por su labor, ninguna remuneración. Una buena parte de ellas son las que se alimentan con la leche que algún familiar puede comprar, y que ahora estará más lejos de sus posibilidades económicas.

Pero esto no importa al foxismo, y como ya vamos entendiendo, tampoco al gobierno del odio de Felipe Calderón. Lo importante es que los bancos extranjeros sigan transfiriendo sus ganancias multimillonarias hacia sus países de origen -España y Estados Unidos-, que el gobierno federal permita que las tarifas de electricidad cuesten hasta el doble en nuestro país, comparado con las tarifas de muchos otros, y que Kimberly Clark obtenga 30 por ciento más beneficios económicos de los mexicanos, que en el resto del mundo. Eso para ellos -para los patrones de Fox y Calderón- es sustancial, y sus empleados simplemente obedecen.

Entonces resulta aberrante escuchar voces que se atreven a calificar de locura la medida del gobierno de la ciudad de México, que busca resarcir, al bolsillo de los más necesitados, la cantidad del aumento a la leche, con medidas que contravienen la intención neoliberal de empobrecer más a los que ya son pobres.

Todo el mundo sabe, claramente, que Fox y su gobierno ya no existen, y que las medidas que ahora se ponen en acción pasan por la autorización de Calderón y su equipo, es decir, por el gobierno del odio en pleno, y que el trazo de la economía, de este ataque a la población de menos recursos, está a cargo del gobierno impuesto.

No hay mucho que discutir, de esta mala leche nos tratarán de hacer tragar, en los próximos años. ¿Será?

Otra de Ebrard

Con los nervios de punta, muchos perredistas se hallan a la espera de los nombres de quienes estarán en el gabinete de Marcelo Ebrard. Muchos se sentirán sorprendidos cuando se enteren que la Secretaría de Gobierno estará dividida en tres, y que dos de los tiradores casi seguros son Martí Batres y Jesús Zambrano. ¿Qué tal?


El asalto

Luis Javier Garrido, La Jornada

El asalto al poder de la extrema derecha, que pretende culminar el fraude del 2 de julio e imponer en Los Pinos el 1° de diciembre al panista Felipe Calderón, no parece tener más vía para alcanzar sus objetivos que la utilización de las fuerzas armadas, como ya se ve con el cerco policiaco militar al Palacio Legislativo.

1. La protesta de Andrés Manuel López Obrador como presidente legítimo de México ante más de 500 mil personas reunidas en la Plaza de la Constitución y sus alrededores, el 20 de noviembre, fue un acto de congruencia y de dignidad política en respuesta al mandato que le dieran los mexicanos en las elecciones presidenciales, y es también una iniciativa política singular para empezar a ejercer el poder desde el pueblo, confirmando que el país vive un momento histórico y que millones de mexicanos están dispuestos a oponerse a la imposición y a sus políticas, por lo que Televisa, la prensa salinista y sus voceros se equivocan cuando pretenden ignorar la seriedad de la iniciativa y desconocer que la verdadera farsa sería la imposición de Calderón.

2. El fraude electoral del 2 de julio no ha pretendido nada más llevar a un individuo sin autoridad moral ni política a la silla presidencial para que sirva de instrumento a grupos mafiosos que se han apoderado de las instancias de poder del Estado, sino que desde el plano constitucional su culminación el 1° de diciembre constituiría una violación a la soberanía del pueblo, que en un régimen representativo se ejerce por la vía del sufragio, configurando un verdadero golpe de Estado, sin pasar por alto que desde el plano ético sería una burla a la nación y de paso a los partidos de la coalición Por el Bien de Todos, hoy reagrupados en el Frente Patriótico Nacional, por lo que es un deber moral y político de todos los mexicanos impedir que una farsa así pueda llevarse a cabo, y que Vicente Fox, que ya no es otra cosa que un delincuente del orden común, pueda burlarse del país entregando una banda presidencial a su secuaz.

3. La vida pública se halla inmersa en una grave crisis política y moral y las instituciones nacionales en el más absoluto desprestigio y falta de credibilidad por el uso faccioso que se ha hecho de ellas, por lo que, para recuperar la dignidad de la vida nacional y la vía a la legalidad extraviada y a las políticas económica y social que requiere la nación, urge terminar con la política de simulaciones. No es posible, como pretenden los panistas y un sector de priístas y de perredistas corruptos, transas y agachones, que están cuidando sus privilegios y prebendas, continuar en la simulación de que hay legalidad y democracia nada más para seguir permitiendo la exacción de la nación.

4. La razón y una vocación de encauzar al país por la vía de la legalidad dictan también la necesidad de oponerse en un acto digno de resistencia civil a la farsa que representa la imposición de quien perdió las elecciones del 2 de julio. De lograr sentarse en la silla presidencial, Calderón podría figurar en actos sociales y ostentarse "gobernante", pero no podría ejercer en los términos que marca el ordenamiento constitucional. Un gobernante de facto, surgido del fraude, no tiene autoridad moral para nada: ni para imponer políticas ni para negociar con las fuerzas políticas ni para impulsar, como pretende, una "reforma del Estado". No podría "gobernar" más que por el uso de la fuerza, por lo que es lógico que el centro del poder se desplace de Los Pinos a San Lázaro y Xicoténcatl, y que sea el Congreso el que en el futuro inmediato se convierta en el centro de gravedad de la vida pública del país.

5. La presidencia legítima que ya ejerce López Obrador, presentando iniciativas legales, oponiéndose a las medidas antipopulares y antinacionales de los funcionarios de facto, y organizando proyectos colectivos, es viable por una razón: tiene el respaldo de muy amplios sectores de mexicanos que quieren un cambio. López Obrador empezó a cumplir su función oponiéndose a las alzas de la leche (20 de noviembre) y presentando una iniciativa de ley sobre precios competitivos, con el propósito de combatir los monopolios económicos y políticos vinculados al mercado de bienes y servicios, y regular y corregir de esta manera los precios exagerados.

6. El escenario que plantearía una posible llegada de Calderón y de sus cuñados al gobierno parecería para el país extraído de alguno de los Cuentos de la cripta. Los funcionarios panistas y foxistas tanto a nivel local como federal, como muestran múltiples denuncias, están dedicados con fruición a la corrupción y al tráfico de influencias, siguiendo el ejemplo de la pareja presidencial, apoderándose de tierras y negocios y vinculándose como ellos al narcopoder. La ejecución, ayer, de un jefe policiaco y de un funcionario municipal en Nuevo León es una más en la larga cadena de ejecuciones que se han llevado a cabo en las entidades gobernadas por Acción Nacional, que en materia de venalidad están dejando atrás a los priístas.

7. El ejercicio de la función presidencial por el panista resultaría inviable por el proceso de pelelización en el que está inmerso, pues el Poder Ejecutivo se ha tornado en el espacio donde mafias delictivas luchan por el poder, como acontece con Calderón desde ahora, según se vio con la designación que pretendía hacer del ultraderechista Francisco Ramírez Acuña, ex gobernador de Jalisco, como su secretario de Gobernación, en pago a que lo destapara en 2004, detenida abruptamente el miércoles 22 por los manejadores del panista, quienes entendieron que un individuo que se distinguió como represor y por burlarse de las organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos no puede simular ser un "tecnócrata moderno" ni mucho menos un "negociador".

8. La naturaleza del que intenta ser el equipo de colaboradores de quien busca usurpar el poder no puede ocultarse, pues son los representantes de las mafias delictivas que instrumentaron el fraude: salinistas, foxistas, panistas, yunquistas, zedillistas, elbistas y empleados del FMI y de las trasnacionales. Mientras el gabinete de López Obrador está integrado por mexicanos sencillos y honestos, en el que se está imponiendo a Calderón aparecen los peores especímenes de la política nacional, con la bendición de Salinas y del FMI.

9. La designación que pretende hacer Felipe Calderón, de llegar al cargo, del economista Luis Téllez, protegido del aventurero francés Joseph-Marie Cordoba y de Salinas de Gortari, como secretario de Comunicaciones y Transportes, significa no sólo el pago de una cuota al salinismo por su papel decisivo en la orquestación del fraude electoral y la imposición, sino, sobre todo, la entrega a ese grupo delictivo del control del espacio aéreo y de los aeropuertos, que son claves en el narcotráfico, y del espacio cibereléctrico, determinante en las telecomunicaciones y en las relaciones del Estado con los concesionarios de radio y televisión.

10. El futuro del país está en tanto en juego, como reconocen ya muchas voces a nivel internacional, y todo dependerá de la voluntad y la capacidad de los mexicanos de asumir en estas horas decisivas su responsabilidad histórica.


Odios y violencia

Julio Hernández López, La Jornada

(...) Astillas

Es necesario volver los ojos a Oaxaca. El centralismo hizo que la atención mediática estuviese puesta en las elecciones presidenciales y no en el conflicto oaxaqueño que crecía mientras los periodistas del Distrito Federal seguíamos embebidos en lo comicial. Ahora, la toma de protesta de Calderón y sus accidentados prolegómenos han hecho que cada vez haya menos presencia periodística "nacional" en la mágica ciudad del sur, lo que ha alentado a los restos políticos de Ulises Ruiz a cometer peores tropelías. Por ello, la Otratele cubrirá la megamarcha de mañana en Oaxaca y algunos otros actos del movimiento social de aquella entidad, material que estará disponible sábado y domingo en la televisión jornalera por Internet. Además, el tecleador ha sido invitado por la Coordinadora de Mujeres de Oaxaca (Como) y por estudiantes a dar una plática el domingo a las cuatro de la tarde en el simbólico crucero de Cinco Señores, que es la entrada a la UABJO y su Radio Universidad... ¡Feliz fin de semana!


El regreso de los pueblos

Francisco López Bárcenas, La Jornada

Los pueblos indígenas están de regreso. Muchos no los ven porque no quieren o porque su racismo es tanto que les impide verlos. Pero existen evidencias de que hace rato se encuentran entre nosotros, peleando sus derechos. Una se mostró desde 1992, cuando los indígenas de Chiapas derribaron la estatua de Diego de Mazariegos, el conquistador español, el héroe de los coletos. Como nadie se lo tomó en serio, fueron incapaces de entender por qué dos años después esos mismos indígenas se levantaban en armas contra el supremo gobierno. Ahora los pueblos de Oaxaca luchan por tirar un títere del sistema, símbolo del autoritarismo y la corrupción. Y, como hace años, los políticos sólo aciertan a calificar su lucha de una manipulación de oscuros intereses. Como en el caso chiapaneco, afirman que los indígenas son incapaces de armar por ellos mismos un movimiento de la magnitud del que hoy se vive en Oaxaca. Por eso les ofrecen que desistan de su rebeldía y a cambio aumentarán las migajas que les reparten para que no se mueran de hambre.

A esos ofrecimientos los pueblos dicen no. Y es que tanto la rebelión de los indígenas chiapanecos como la de los oaxaqueños tienen raíces profundas. Por un lado, son producto del capitalismo rapaz en que vivimos, que convierte en mercancía todos los bienes comunes para despojar a los pueblos, pero por otra obedecen a esa gran anomalía en la organización del Estado mexicano que al formarse no los tomó en cuenta. La combinación de ambos fenómenos ha dado por resultado un neocolonialismo, situación en que los pueblos indígenas viven desde la formación del estado mexicano. Afirmar eso causa rubor en muchos políticos y académicos, quienes responden que es una exageración. Pero no lo es. Y para demostrarlo basta ver que el saqueo de sus recursos naturales lo han hecho los mestizos, los mismos que deciden las formas de gobierno y las reglas bajo las cuales los pueblos indígenas y sus comunidades rigen su organización política. Pocas veces lo hacen, pero cuando entran en conflicto con el Estado, éste aplica su derecho para volver a someterlos. Por eso sus luchas son de resistencia y emancipación al mismo tiempo. Resistencia para no dejar de ser pueblos, emancipación para dejar de ser colonia.

Las mayores rebeliones en Chiapas y Oaxaca durante el siglo XIX no se dieron durante la guerra de Independencia, sino después. Sus causas no fueron solamente el despojo de sus tierras, sino también la usurpación de sus formas de organización política y la imposición de otras ajenas a ellos. De igual manera, los pueblos fueron a la revolución en 1910, cuando Francisco I. Madero llamó a las armas para echar del poder al dictador Porfirio Díaz, pero cuando aquél pactó con éste la continuidad del régimen muchos abandonaron la lucha. Años después las elites políticas se enfrascaron en una lucha por el usufructo del poder, mas no por devolver la tierra o el poder a los pueblos, que recuperaron las primeras, pero no el segundo.

Es importante no olvidar estos acontecimientos a la hora de intentar una explicación a fondo de las rebeliones de los pueblos. Guardadas las proporciones, las demandas de entonces siguen siendo las mismas de hoy. Aunque ahora se expresen como reclamos de autonomía, en el fondo se trata de su derecho a seguir siendo pueblos y recuperar sus territorios y derechos políticos, de los cuales han sido despojados. Así lo entiende la clase gobernante, por eso simula que los atiende.

En Chiapas, por ejemplo, firmó los acuerdos de San Andrés sobre derechos y cultura indígena a sabiendas de que no iba a cumplirlos. Dos años después, en Oaxaca, el gobernador simulaba un nuevo pacto con los pueblos indígenas del que ningún pueblo se enteró, pero a él le sirvió para legitimar unas reformas sobre derechos indígenas, que, después confesaría, tenían más propósitos de contención del movimiento indígena que de reconocer los derechos de los pueblos.

Ahora los pueblos de Oaxaca andan rebeldes peleando por que se vaya el gobernador. No porque crean que con eso se resuelven sus problemas, sino porque saben que es el principio para cambiar el actual estado de cosas. En el fondo saben que superar el colonialismo en que viven pasa por un nuevo pacto social que transforme las instituciones y las reglas con las que se rigen; en otras palabras, corregir la anomalía en la formación del Estado mexicano que no les permite vivir como son.

Los personeros de quienes por décadas han usufructuado el poder en el estado dicen que eso no es cierto, que de la actual rebelión no puede salir ningún pacto constructivo porque ahí nadie sabe lo que quiere. Simulan no entender nada para no ofrecer soluciones de fondo y seguir usufructuando de manera ilegítima un poder que nadie les ha confiado. A pesar de eso, los pueblos insisten: van por lo que van, por la cabeza del gobernador y por la transformación del Estado. Lo primero no condiciona lo segundo. Por eso ya se construyen poderes populares y verdaderos gobiernos indígenas por todo el estado.

En los próximos días se verá quién puede más: el dinero o la fuerza organizada de los pueblos.


Fox y Calderón

Carlos Bazdresch [1], El Universal

Hace seis años el presidente Fox se aprestaba a tomar el poder. Contaba con magníficos augurios: una amplia victoria electoral, la simpatía de la población, con la excepción del Subcomandante , el panorama político nacional estaba tranquilo. Además, había en el escenario internacional una actitud favorable al cambio político en México Por su parte, la economía, con la guía de Zedillo, había iniciado un ciclo de crecimiento acelerado. Aun con una deuda externa pesada, había optimismo sobre la posibilidad de aumentar el ritmo del crecimiento económico.

¿Qué pasó con todo eso? Hubo muchos... muchísimos... viajes del señor Presidente. Además de eso, la economía no logró crecer rápido. Por tanto, se experimentó un aumento considerable del desempleo, y de la presión por emigrar. La política migratoria americana evolucionó hacia una postura mucho menos favorable a México y sus emigrantes. Apareció un grave problema de seguridad interna, que, hasta la fecha, parece incontrolable.

El superávit en la balanza de pagos comercial se hizo mucho más dependiente que antes de las ventas de petróleo, y de las maquiladoras cuyas ventas dejaron de crecer en forma tan acelerada. Peor, ocurrió un fraccionamiento de las diversas fuerzas políticas, el cual amenaza con paralizar la vida política del país. Y muchas cosas más.

¿Cuál será el juicio que haremos los mexicanos sobre Fox? Es cierto que el pueblo no abandona a los que considera suyos, pero creo que, al final, este juicio no será halagüeño. Sin embargo, antes de juzgar, vale esperar, pues el consejo de los antiguos era que para juzgar la obra de un gobernante, hay que aguardar hasta que haya dejado el poder. Esperemos pues.

Calderón asumirá la Presidencia de la República en condiciones mucho menos favorables que Fox. El nuevo presidente tendrá que tratar con fuerzas políticas mucho más divididas que su antecesor.

Además, ahora, debe enfrentar un opositor que cuenta con un buen número de seguidores, y que es un político hábil y persistente. Las situaciones en que las fuerzas políticas se fraccionan, y se debilita la capacidad de acción del Estado, se han presentado más de una vez en la historia del país, y nunca han sido de fácil solución. De hecho, el sistema corporativo se originó, en parte, como un remedio frente a la pertinaz dispersión de las fuerzas políticas que ocurrió después de la Revolución.

Por otra parte, en el escenario económico, el panorama no es muy alentador, sobre todo si se toma en cuenta la posible desaceleración de la economía estadounidense, y la creciente competencia de China, Corea y otros países. Además, hay la necesidad de llevar a cabo las reformas: energética, laboral y fiscal, que en el sexenio pasado "no se pudo" realizar.

A esto habría que agregar la acción contra la delincuencia organizada que requiere, no de más pistolas y radios para las policías, pero sí de una mucho mejor comunicación entre la población y los cuerpos de seguridad. La reducción de este problema no es materia de coordinación de los cuerpos policiacos, sino de que haya un efectivo liderato político nacional para resolver este problema. Aquí la nación está en juego.

La atención de estos problemas requeriría que Calderón asuma un liderazgo fuerte sobre las tareas del gobierno, pero eso no basta. La burocracia, por sí misma, no es capaz de realizar la tarea política, pues tiene que pedir instrucciones, y suele tener su propia agenda. Posiblemente, los empresarios quieran ayudar a Calderón, pero tampoco basta, pues ese apoyo -como es natural- no es desinteresado, y no se ajustará del todo al interés nacional.

Calderón debe sumar esos apoyos, pero si no quiere terminar encerrado en Los Pinos, tiene que asumir, dándole el tiempo necesario, que la primera tarea del presidente de la República no es administrar, sino lograr que la mayoría de las distintas fuerzas políticas del país puedan agregar sus fuerzas y capacidades, a fin de construir una verdadera voluntad política nacional, con cuyo poder se pueda avanzar, en forma duradera, en la solución de los problemas importantes del país. De no hacerlo así, tarde o temprano, Calderón acabará sitiado por sus amigos y por sus competidores.


Variaciones en el margen

Ricardo Raphael [2], El Universal

Esta semana tuvimos una primera señal sobre lo que será el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa. Varias reflexiones interesantes pueden surgir del anuncio que el presidente electo hiciera sobre las personas que ocuparán los diferentes cargos de su gabinete económico. Por lo pronto se trata de un grupo de profesionistas que, en promedio, es posible adjetivar como conservadores.

Por su currícula previa y por los intereses que algunos de ellos representan, se puede adelantar que la apuesta del próximo gobierno será mantener el rumbo económico del país sin demasiadas variaciones. Era previsible.

Tiene sentido comenzar el análisis por Agustín Carstens. Se trata de un típico funcionario de la hacienda pública mexicana. Por su formación y por los cargos que ha ocupado anteriormente, se inscribe en la tradición que comparten sus antecesores. La sola diferencia en su trayectoria es el paso por el Fondo Monetario Internacional. Quizá tal hecho termine siendo una ventaja. En cualquier caso, al entregarle esta muy importante cartera, lo que Calderón hizo fue enviar una señal nítida y potente de que la política hacendaria a su cargo no sufrirá cambios radicales. Con un secretario que viene de una tradición conservadora sólo se puede esperar una política económica conservadora.

Tan clara fue esta señal que, apenas emitido el anuncio oficial, los mercados financieros celebraron dando un espaldarazo a la decisión. Prueba de que en ciertas materias la apuesta conservadora no ha de ser valorada, por principio, como negativa. Así como ocurre con el cuerpo del ser humano, hay algunas funciones en la administración pública cuya meticulosa repetición asegura la sobrevivencia. Las variaciones de la macroeconomía han de ser muy pocas. Se trata de un mandato inapelable de la globalización y dado que los mercados financieros internacionales todavía guardan rasgos de mucha suspicacia, lo más probable es que tal decisión sea la adecuada; el nombramiento de Carstens asegura que, durante el próximo sexenio, la política de la hacienda pública mexicana sólo experimente variaciones en el margen.

Sin embargo, el nombramiento del futuro secretario de Hacienda no es el único rasgo de conservadurismo anunciado para el próximo gabinete. También la nominación de Luis Téllez como secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT) revela una convicción de Felipe Calderón por mantener el statu quo. Sólo que en este caso esa misma mística conservadora resulta a todas luces inconveniente. Baste mirar la currícula reciente de este futuro funcionario calderonista para preocuparse. Actualmente Luis Téllez es integrante del consejo de administración de Grupo México, firma que posee una buena parte del tendido ferroviario del país.

También es miembro del consejo de administración de la empresa Televisa. Y muy destacadamente, es managing director del Grupo Carlyle en México.

Carlyle, donde la familia de George Bush también ha tenido intereses importantes, ha jugado un papel muy cuestionable en el Oriente Medio. Gracias a la invasión de Estados Unidos en Irak ha logrado obtener contratos millonarios que hacen sospechar de una muy inadecuada colusión entre los intereses de esa empresa y la política de la Casa Blanca. En México, Grupo Carlyle ha desarrollado también diversas actividades importantes. En concreto fue representante legal de Televisa para adquirir el control accionario de la empresa Univisión.

La noticia es que el futuro secretario de SCT fungió recientemente como empleado de Televisa en una de sus operaciones más importantes en el extranjero. ¿Qué puede esperarse de él ahora que se le ha encomendado representar al Estado mexicano?

Javier Lozano era una mucho mejor opción para ocupar la SCT. Y sin embargo, dado que este cercano amigo de Felipe Calderón no ha tenido posiciones que sean cómodas para los grandes oligopolios de México (por ejemplo su argumentación en contra de la ley Televisa), lo más probable es que por esta razón haya terminado con un inmenso veto sobre su cabeza. Luego, como premio de consolación, recibió el encargo de secretario del Trabajo y Previsión Social. Todo esto es un muy mal augurio. Conservar la salud de las finanzas públicas es una buena cosa; en cambio, mantener la corrupta relación que en México existe entre los oligopolios y la política es una pésima noticia.


Presionan PAN y El Yunque a Calderón

Francisco Cárdenas Cruz, El Universal

En medio de presiones abiertas y encubiertas, y de forcejeos con militantes del Partido Acción Nacional y con El Yunque, la organización de ultraderecha que pretende que "le respeten" las posiciones que hoy tiene en el gabinete foxista, el presidente electo Felipe Calderón dará a conocer hoy a temprana hora los nombres de quienes serán titulares del llamado gabinete social, que incluye las Secretarías de Desarrollo Social, Educación Pública, Salud, Agricultura, Reforma Agraria y Medio Ambiente.

Era tal ese jaloneo que al cierre de esta columna, anoche, el único nombre que se daba como el más seguro de figurar en ese gabinete social era el de Josefina Vázquez Mota como nueva secretaria de Educación Pública, luego de que a la ex coordinadora general de la campaña electoral del michoacano y ex secretaria de Desarrollo Social se le mencionara insistentemente para ser la titular de Gobernación.

En la casa de transición, en donde los integrantes del equipo de jóvenes cercano a Calderón tanto le han hecho la guerra a quien estuviera al frente de la Sedesol, hubo hermetismo, después de que la presentación de la segunda media docena de nombres de quienes integrarán el gabinete que iba a hacerse ayer, tuvo que retrasarse hasta esta mañana, precisamente por los desacuerdos que prevalecían.

Se mencionaron nombres como los del senador Alberto Cárdenas Jiménez; del ex priísta guerrerense Florencio Salazar y de Bernardo de la Garza, quien fue efímero candidato presidencial del Partido Verde Ecologista de México, y que pronto se sumó a Roberto Madrazo postulado por la Alianza por México, así como los de los doctores Jaime Sepúlveda Amor y Ángel Córdoba y de la senadora Beatriz Zavala Peniche, entre los que podrían ser invitados por el presidente electo a formar parte de su equipo de colaboradores.

La presentación de los miembros del gabinete económico que dio a conocer Calderón el martes pasado puso en alerta a los panistas, habida cuenta de que de los seis que aparecieron a su lado, tres son identificados más con el Partido Revolucionario Institucional que con Acción Nacional: Agustín Carstens, Luis Téllez y Javier Lozano Alarcón, que serán secretarios de Hacienda, Comunicaciones y Trabajo. Y es que los militantes del blanquiazul no esperan que les vuelva a ocurrir lo mismo del 2000, cuando varios de ellos confiaban en figurar en el gabinete del presidente Vicente Fox y la mayoría de ellos fueron marginados por los head-hunters. Si a eso se agrega que El Yunque, esa organización de ultraderecha -que el periodista Álvaro Delgado puso al descubierto en dos libros- que logró colocar a varios de sus representantes en el actual gobierno, pretende que esas posiciones en el gabinete le sean respetadas, se entenderán los apuros que enfrenta Calderón para integrar su gabinete legal (...)


Las pelotas de Calderón

Marcela Gomez Zalee, Milenio

El Estado mi estimado, ¿soy yo? Culmina la agitada semanita entre jaloneos, titubeos y simpáticas grillas en el Gymboree calderonista donde hay malestar por algunas promesas incumplidas frente a los retos que se acercan con la llegada del divertidísimo 1 de diciembre.

Mientras Felipe my friend, decide que sí que no que no se qué... que sí que no se quién y promete dar a conocer el mentado gabinete “social” que ya se le hizo más bolas que un queso oaxaqueño, la peligrosa indecisión para nombrar funcionarios en carteras clave y cumplir con los acuerdos está generando un muy delicado cisma... que amenaza contaminar el frágil tejido de un gabinete que no termina de nacer con estrella... sino estrellado, pues.

Como ilustre ejemplo está el de las posiciones para los operadores de Elba Esther Gordillo donde las señales, desde ayer a mediodía, eran entre confusas, ambiguas e imprecisas y si le agrega el estúpido bullicio creado ex profeso por el finísimo Francisco Ramírez Acuña -quien por cierto goza de una original famita entre empresarios trasnacionales- que anda envalentonado presionando por la titularidad de Bucareli, al michoacano le están saliendo canas verdes, perdón, azules.

Aunque francamente quien por su gusto muere mi estimado, hasta la muerte le sabe.

Felipe, a estas alturas del partido, ¡no sabe! con quiénes va a gobernar México, así que váyale midiendo el agua a los camotes... y abrochándose su cinturón de seguridad.

Su primer anuncio de hace unos días queda huérfano y desarropado ante la incertidumbre generada estas últimas 24 horas, desencadenando una serie de envenenados rumores sobre el perfil de aquellos que lo acompañarán en la temeraria aventura de gobernar.

Las vacilaciones que exhibe son pésimas señales, pero no sólo para sus potenciales aliados y sus compromisos adquiridos, sino que como efecto mariposa crean el ambiente adecuado para el caos y el desorden... donde también hay orden para ocurrentes oportunidades. Cuidado.

El narcotráfico rompe todas las reglas escritas y no escritas acribillando a regidores, jefes de seguridad, agentes federales, presidentes municipales y donde Nuevo León (se lo dije) es ya un generoso mercado y una plaza codiciada.

No se necesita tener más de dos dedos de frente my friend, para evaluar que El Chapo del sexenio anda inquieto haciendo de las suyas tratando de reafirmar su liderazgo... nacional, mientras el próximo residente de Los Pinos flaquea inseguro en lo más esencial que es la conformación de su gabinete.

Si le parece poco, la cínica mega lacra de Ulises Ruiz se pitorrea y dice que Oaxaca ya superó la crisis y háganle como quieran. O sea, de responsabilidad y de los muertos ni quien se acuerde. (Not so fast you moron).

Quizá es el entretenido saldo de las espléndidas negociaciones (paralelas a Gobernación) con la pistolita automática de Josefina Vázquez Mota las que generaron esta temeraria actitud del gobernador déspota y autoritario que no parece temerle a nada... ni nadie.

Y curiosamente en Chiapas se gesta otro coctelito -ese sí de decisión- preparado por Pablo Salazar Mendiguchía quien quita, pone, decide, tripula y nomina para ocupar las principales carteras del blandengue, incipiente y gris de Juan Sabines Guerreo, quien tomará posesión el próximo 8 de diciembre.
A Pablo my friend, no lo quieren los foxistas, los tricolores, los azules y sólo tiene en su bolsillo a un grupito simpático de lacritas amarillas quienes reciben, digamos, favores chiapanecos. Además, of course, del empresario textilero Kamel Nacif.

Chiapas y Oaxaca, vecinos distantes con caciques conocidos y con campechanas prácticas en el arte de gobernar. Elecciones de Estado, persecuciones políticas, arbitrariedades en contra de los adversarios son algunos de los botones que ofrece México en estos tiempos aciagos de acelerada descomposición.

Y para cerrar con broche de metal, el sindicato minero avisa sobre la tormenta que viene si no se le reconoce el liderazgo a Napoleón Gómez Urrutia.

Pero no se me agobie queridísimo lector, este reventón apenas comienza y hoy, afortunadamente, ya es viernes... ¡Urge un drink!

  • NOTAS
    ADICIONALES
  • [1Profesor e investigador del CIDE

    [2Profesor del ITESM

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • EDITORIAL

    PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • EDITORIAL

    LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)